Menú
Pan de pasas
80 | Baja

Pan de pasas

Aprende a prepara de forma sencilla este pan con pasas típico del norte de Europa y que, pese a ser un pan, se considera un postre.

Receta archivada en: Masas y rebozados, Bollería, Holandesa, Aperitivos

Ingredientes para Menos 6 Más personas

Receta paso a paso

1 Templar el agua y disolver la levadura.

2 Preparar la masa con la harina, azúcar, sal, mantequilla y agua con levadura.

3 Amasamos hasta conseguir una masa uniforme y consistente.

4 Añadir las pasas y volver a amasar.

5 Dejar reposar durante 30 minutos.

6 Amasar para quitar el aire.

7 Se le da la forma deseada y se deja reposar.

8 Cocinar en el horno a 180 durante 30 minutos aprox.

Receta completa

El pan de pasas, como bien su nombre indica, es un pan que contiene pasas. Su origen es Holandés pero se suele consumir mucho en general en el norte de Europa. Es una receta dulce por lo que se considera una especie de postre que se toma especialmente para celebrar nacimientos con familiares y amigos cercanos.

Su elaboración no tiene mucha más complicación que preparar un pan normal, simplemente lleva el añadido de las pasas. A continuación se explica de manera extendida como prepararlo paso a paso y conseguir este dulce postre.

Es un pan pero se considera un postreEs un pan pero se considera un postre

Elaboración

Para empezar será necesario templar el agua (un poco menos de un vaso de tamaño normal) y se disuelve la levadura. A continuación empieza la elaboración de la masa. Para hace como un volcán con la harina para volver dentro del agujero el resto de ingredientes. Luego se añade la sal, el azúcar, la mantequilla y el agua con la levadura.

Llega el momento de mancharse las manos. Hay que empezar a amasar con fuerza para conseguir que la mezcla sea una masa uniforme, homogénea y con una textura suave. Una vez llegado a este punto se añaden las pasas y se vuelve a amasar para que queden bien distribuidas.

No tiene más dificultad que un pan con pasasNo tiene más dificultad que un pan con pasas

Conseguido esto, hay que dejar que la masa respose durante al menos 30 minutos. Para ello se mete en un boll y se tapa con papel de filn. Pasado el tiempo indicado se vuelve a amasar para quitarle el aire que pueda haber guardado en su interior y de paso se le da forma que queremos que tenga luego el pan. De nuevo se deja reposar durante el tiempo suficiente a que aumente el doble de su tamaño.

Una vez veamos que ha crecido lo suficiente llega el momento de cocinar. Con el horno precalentado a 180 grados, introducimos la masa y la dejamos cocinando durante aproximadamente durante 30 minutos (aunque es aconsejable y vigilando por si acaba cocinándose antes).

Te puede interesar

Comentarios