Menú
Paté de queso azul
10 minutos | Baja

Paté de queso azul

Sorprende a tus invitados con unos deliciosos aperitivos hechos por ti misma de paté de queso azul con nueces y a ¡disfrutar!

Receta archivada en: Quesos, Cocina rápida, Aperitivos

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Pela las nueces y pícalas un poco.
  2. Incorpora el queso azul, que previamente deberás haber sacado de la nevera para atemperarlo. Con un tenedor mezcla el queso con las nueces hasta conseguir una masa homogénea.
  3. Agrega el queso crema y remueve hasta tener una crema suave y espesa.

Receta completa

Los patés y las cremas para untar son perfectas para hacer pequeños aperitivos, sobre todo ahora que las Navidades ya están aquí. El problema es que muchas de estas cremas compradas en el supermercado tienen colorantes, aditivos y otras sustancias que las convierten en productos poco saludables y de los que no hay que abusar demasiado. Por eso, desde Bekia Cocina te traemos todos los pasos para hacer tu propio paté de queso azul en casa. De esta forma podrás asegurarte de que los ingredientes que utilizas son completamente naturales y saludables. Se trata de una receta muy sencilla que apenas te llevará 10 minutos y en la que no necesitarás usar horno. Es un paté que no lleva nata, por lo que dentro de lo que cabe es algo más light, sobre todo si utilizas un queso de untar bajo en calorías. Además, a esta crema le daremos un toque diferente incorporando algunas nueces, ya que los frutos secos combinan muy bien con este tipo de queso y le da un toque único al sabor.

El queso no debe estar ni muy frío ni duro para que puedas trabajarlo sin problemaEl queso no debe estar ni muy frío ni duro para que puedas trabajarlo sin problema

Elaboración

El primer paso para preparar este delicioso paté de queso azul será picar las nueces, después de haberlas pelado si éstas las has comprado con cáscara. Puedes machacarlas con la ayuda de un mortero, con una picadora o bien con la Thermomix si tienes. Pero ten cuidado de no pasarte, ya que no tienen que quedar completamente hechas polvo, sino que deben quedar en pequeños trocitos para que se note el crujiente cuando te lo lleves a la boca. Cuando las tengas en el punto exacto, incorpora a las nueces los 100 gramos de queso azul, que deberás haber sacado un poco antes de la nevera para que éste no esté tan frío y duro y puedas trabajarlo sin problema. Si quieres que el paté tenga un sabor más intenso puedes poner un poco más, pero si prefieres que sea más suave y tan sólo tenga un ligero punto de sabor a queso azul entonces rebaja la cantidad. Tú decides cuánto queso azul ponerle al paté según tus gustos. Otra opción es utilizar un tipo de queso diferente como el roquefort o el cabrales, pero ten en cuenta que entonces el sabor del paté será mucho más intenso.

Con ayuda de un tenedor mezcla el queso azul con las nueces picadas hasta que quede una masa más o menos homogénea. A continuación, incorpora los 200 gramos de queso crema y remueve toda la mezcla con una paleta. Mezcla todo hasta conseguir una crema suave y espesa. Ahora ya estaría listo, pero si prefieres que el paté quede un poco más homogéneo puedes triturarlo bien con una batidora hasta deshacer por completo todos los grumos. No hace falta que le eches sal, pero sí que puedes espolvorear un poco de pimienta negra molida y darle un toque picante. También puedes darle un sabor más fresco incorporando algunas hierbas aromáticas bien picadas como cebollino, perejil, albahaca o estragón. Como has visto, preparar tu propio paté de queso azul es de lo más sencillo. Además, lo bueno de hacerla tú misma es que puedes ponerle la cantidad de queso que quieras dependiendo si prefieres que tenga un sabor más suave o más intenso. En cuanto a las nueces, éstas las puedes sustituir por el fruto seco que más te guste como los anacardos, las avellanas, las almendras o, incluso, algunos dátiles o uvas pasas.

Lo bueno de hacer este paté es que puedes ponerle la cantidad de queso que quierasLo bueno de hacer este paté es que puedes ponerle la cantidad de queso que quieras

A la hora de servir el paté a tus invitados puedes hacerlo de muchas maneras. Por ejemplo, puedes comprar o preparar en casa unas pequeñas tartaletas de masa quebrada u hojaldre. Con ayuda de una manga pastelera con boquilla grande vete llenándolas una a una con una cantidad generosa de paté. Y si quieres darle el punto estrella a estos aperitivos no te olvides de poner por encima unas gotitas de miel que le darán un toque dulce que hará que tus comensales pierdan la cabeza con tu crema de queso azul. Otra opción es mezclarlo con un poco de pollo picado y servirlo como entrante en forma de volovanes rellenos. En este caso puede que necesites que el paté esté un poco más líquido, pero sin llegar a ser una salsa. Para lograr esa textura puedes utilizar leche entera, nata para cocinar, leche evaporada o una bebida de soja. Vete incorporando poco a poco el líquido al paté removiendo con un tenedor. Cuando veas que ya tiene la consistencia que necesitas deja de echar y mete el paté en la manga pastelera para rellenar los volovanes de hojaldre. Por último, ponle unos trocitos pequeños de membrillo por encima para que le de el toque dulce del que hablábamos antes.

Si prefieres no tener que pensar demasiado cómo vas a presentar este delicioso paté de queso azul a tu familiares y amigos puedes optar por una vía más rápida haciendo unos canapés con pan tostado, biscotes o colines. Ofrécelos ya untados o coloca en el centro de una bandeja un bol con el paté y a su alrededor el pan para que cada persona vaya mojando. De esta forma, cada uno podrá servirse la cantidad que prefiera de paté. En este caso también puedes contrarrestar el fuerte sabor del queso azul y darle un toque dulce colocando un poco de mermelada en un pequeño cuenco. Esta mermelada puede ser del sabor que más te guste, ya sea de fresa, manzana o ciruelas. Y si te animas puedes incluso prepararla tú misma, ya que preparar una mermelada es de lo más sencillo. Por último, también puedes servir este paté como salsa. Por ejemplo, con un poco de carne a la plancha, con la pasta o a modo de aliño en la ensalada.

Te puede interesar

Comentarios