Menú
Crema de cacahuete
5 minutos | Baja

Crema de cacahuete

La crema de cacahuete tiene muchas propiedades beneficiosas para tu salud, aprende a hacerla con esta rápida receta.

Receta archivada en: Salsas, Cocina rápida, Postres

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

El desayuno es la comida más importante del día, porque con ella comienzas una jornada cargada de energía y aportando los nutrientes beneficiosos para la salud con el primer bocado. La crema de cacahuete, pese a lo que muchos pueden pensar, tiene unas propiedades que ayudan a mantener un buen ánimo y estado físico. Eso sí, siempre y cuando se prepare de manera casera.  

 
Los cacahuetes suponen un extra en las dietas. Aunque la crema no sea la mejor manera de ingerirlas, sí que tienen un aporte nutricional muy valioso basado en minerales, vitaminas, grasas buenas y proteínas. Si, como en este caso, se toma de manera casera y no a base de productos procesados e industriales, la crema de cacahuete no resulta tan perjudicial para nuestra salud.  

Los cacahuetes suponen un extra en las dietasLos cacahuetes suponen un extra en las dietas

Elaboración de la receta
 
Para empezar a preparar esta deliciosa receta, lo primero que necesitaremos es tener una buena base. Para ello, los frutos secos que hemos seleccionado deben ser naturales, es decir, sin nada de sal. Puedes adquirir los que ya vienen pelados, aunque si le quitas tú mismo la piel te aseguras de que no contengan ningún tipo de procesamiento.  
A continuación, verteremos toda la cantidad de los cacahuetes para la crema en una trituradora potente. Dejaremos que se troceen solos hasta que veamos que ya solo aparecen cachitos muy pequeños de todos, comprobando que no quedan partes más grandes por la mezcla. Tras unos 20 o 30 segundos de batido a potencia máxima, añadiremos la cucharada de aceite vegetal para que nos sea más sencillo de triturar y que se empiece a formar la crema.  
 
Al final, el resultado del triturado es una masa totalmente compacta. Podemos dejar que la masa se quede más densa o más líquida. Eso dependerá del tiempo que le dediquemos a batir: con un minutos y medio aproximadamente tendremos un resultado más pastoso y con un par más obtendremos una crema de cacahuete por completo.  
 
Como es lo habitual, los cacahuetes ya contienen aceite de manera natural. Este es beneficioso para la salud, puesto que no aporta grasas ni colesterol. El problema de este aceite nutritivo -junto con el vegetal que hemos añadido- es que, al cabo de un par de días de conservar la crema en la nevera, empezaremos a ver que el líquido tiende a subirse. Por lo tanto, cuando veamos que esto pasa, removeremos todo el contenido antes de servir en las siguientes veces.  
 
Para que nuestra crema de cacahuete tenga un extra de sabor que no sea el del tradicional cacahuete solamente, sino que le de un toque más dulce y atractivo, podemos añadir a la mezcla una cucharadita de miel natural. También otra cucharada pequeña de azúcar moreno puede darle un gusto más agradable sin que por ello sea perjudicial.  
 Los frutos secos que hemos seleccionado deben ser naturales Los frutos secos que hemos seleccionado deben ser naturales
 

Consejos de preparación

La mejor manera de conservar la crema de cacahuete, al igual que otras muchas recetas para acompañar el café del desayuno con la tostada, es el bote de cristal con una buena hermetización. Este debe estar convenientemente esterilizado, que se consigue de manera muy sencilla. Hirviendo agua en un cazo sobre el fuego e introduciendo el recipiente un par de minutos. Después hay que dejar que se escurra bien solo y evitar los contrastes de temperatura, es decir, que no se le aplique agua fría tras calentarlo para evitar que se raje el cristal.

Te puede interesar

Comentarios