Menú
Lasaña boloñesa
50 minutos | Media

Lasaña boloñesa

Se acabaron las lasañas precocinadas. Ya puedes aprender a hacer tu propia lasaña a la boloñesa con esta receta. ¡Para chuparse los dedos!

Receta archivada en: Pastas, Salsas, Carnes, Horno, Italiana, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

La lasaña es uno de los platos más cocinados alrededor de todo el mundo. Este tipo de pasta se puede comer de maneras muy distintas, puedes utilizar muchos ingredientes y salsas, pero sin duda alguna la lasaña más común es la de salsa boloñesa. Desde Bekia Cocina te vamos a enseñar a preparar este delicioso plato de una manera rápida y sencilla. Si quieres hacerlo con una salsa boloñes casera, aquí tienes la receta completa.

Elaboración de la lasaña

Lo primero que tienes que hacer es elegir un molde o fuente para horno con una capacidad para ahcer una lasaña para cuatro personas.

Dicho molde debes untarlo muy bien con mantequilla para que no se pegue nada en sus paredes. Pon una base de bechamel en el fondo y añade láminas de pasta encima.

La lasaña es una receta deliciosa y muy fácil de hacerLa lasaña es una receta deliciosa y muy fácil de hacer

Después, vuelve a echar bechamel y encima de esta capa añade salsa boloñesa por encima. Pon una capa más de láminas de pasta, y vuelve a echar bechamel. Pon un poco más de salsa boloñesa y una nueva fila de láminas de pasta. Termina con otra capa de bechamel.

Ahora es el momento de rallar quso provolone por encima para que se funda y quede crujiente. Cubre toda la superficie y añade un poco de mantequilla para que se funda. Hornea durante 20 minutos a 180ºC a altura media, ¡y lista!

Elaboración de la bechamel

Pon a calentar la leche en un cazo sin que llegue a hervir. En otro cazo pon a derretir mantequilla. Aquí tienes que añadir sal, pimienta y un poco de harina.

Cuando hayas conseguido una mezcla homogénea, añade la leche caliente. Remuévelo con fuego muy fuerte y echa un poco de nuez moscada cuando empiece a espesarse un poco la mezcla. Remueve un poco más pero con el fuego más bajo. Intenta encontrar una textura de modo que no te quede ni muy líquida ni muy espesa.

Consejos de preparación

- Si queda la bechamel muy espesa, añade un poco más de leche a la mezcla para que quede más líquida.

Te puede interesar

Comentarios