Menú
Jengibre confitado
1 hora | Media

Jengibre confitado

Aprende a elaborar esta dulce receta que podrás disfrutar como golosina o complemento de tu cocina.

Receta archivada en: Verduras y hortalizas, Cocina rápida, China, Postres

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

El jengibre es un ingrediente que en algunas culturas lleva utilizándose desde hace mucho tiempo. Este es el caso de China de donde proviene fundamentalmente, pero también de Estados Unidos, donde se ha convertido en un básico de su cocina; tan solo hay que recordar las típicas galletas de jengibre que constantamente aparecen en las películas americanas.

Sin embargo, y a pesar de que esta sea su aplicación más conocida, lo cierto es que el jengibre tiene multitud de propiedades que lo convierten en un alimento muy beneficioso. A su alto poder antioxidante habría que considerar su alto componente de potasio, magnesio o hierro.

El jengibre es una raíz China con multitud de propiedadesEl jengibre es una raíz China con multitud de propiedades]

Además, y según apuntan estudios más recientes, es un componente bastante reparador para la hinchazón; de manera que elaborar una infusión con esta raíz puede ayudarte a calmar la pesadez estomacal sin necesidad de recurrir a ningún medicamento.

Ahora bien, con esta nueva receta te planteamos la manera más dulce de disfrutar de tan beneficioso ingrediente. Una vez hecho puedes tomarlo como si de una golosina se tratara, o bien puedes utilizarlo como relleno de otros postres como un bizcocho o turrón.

Elaboración

Para preparar esta sencilla receta lo primero que deberás hacer es pelar el jengibre para luego cortarlo en trocitos o finas láminas. Tienes que pensar que deben ser trozos que luego te permitan disfrutarlo como si fuera una chuche o relleno; con lo que los trozos no deberían ser demasiado grandes.

Una vez que lo tengas cortado, mételo en una cacerola con agua hirviendo, la suficiente como para que el jengibre quede cubierto. Dejarlo todo a temperatura media durante unos 10 minutos y después retira la olla. Lo siguiente que tienes que hacer es colar el jengibre y dejarlo reservado aparte.

Para hacer el jengibre confitado basta utilizar agua, jengibre y azúcarPara hacer el jengibre confitado basta utilizar agua, jengibre y azúcar

Por otro lado, coge otra cacerola y mezcla 400 gramos de azúcar (de los 500 que te marcamos en la receta) con los 500 gramos de agua. Añádele el jengibre que habías reservado y un poquito de sal y déjalo que todo se cocine durante unos 30 minutos a temperatura media. Ahora bien, lo ideal sería que tuvieras un termómetro, y en el caso de hacerlo, déjalo que se cocine hasta que alcance los 106ºC.

Cuando llegue a esta temperatura o pase ese tiempo ya tendrás tu jengibre confitado y solo quedará el último paso. De manera que, escúrrelo sobre un plato con los 100 gramos de azúcar que quedaban de la receta. Después quítale el azúcar restante y déjalo secar sobre una lámina de papel de horno durante unas diez horas. En este sentido, lo más recomendable es que lo hagas el día de antes.

Una vez haya reposado ya puedes darle el uso que desees a tu propio jengibre confitado.

Te puede interesar

Comentarios