Menú
Helado de turrón
45 minutos | Baja

Helado de turrón

Descubre cómo hacer helado de turrón en casa, una receta que te permite disfrutar del sabor de la Navidad de la forma más refrescante.

Receta archivada en: Helados, Lácteos, Postres

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

El turrón es uno de los postres más consumidos y deseados durante la Navidad, única época del año en la que se centra la producción de esta clase de dulces. La exclusividad del consumo de este postre para los meses de noviembre o diciembre hace que muchas personas inventen recetas adaptadas a otras temporadas del año y ahí es donde nacen ideas tan maravillosas como las de crear helados de turrón.

Si eres un aficionado de todas las variedades de turrón que existen y para ti no es suficiente disfrutarlas durante dos meses al año, entonces estás de enhorabuena porque es posible guardar alguna tableta de este dulce para crear postres veraniegos y súper deliciosos con turrón. A continuación, podrás encontrar una receta que te explicará, paso a paso, cómo hacer tu propio helado casero de turrón de Jijona.

El turrón está rico en cualquiera de sus formasEl turrón está rico en cualquiera de sus formas

Elaboración

Para empezar con la elaboración de este delicioso postre de turrón, pon a calentar los 250 ml de leche entera en una olla o cazuela a fuego bajo. Sin esperar siquiera a que empiece a calentarse, añade toda la esencia de vainilla, los 20 gr de miel y la cantidad de azúcar anteriormente indicada en ingredientes. Acto seguido, y con la ayuda de unas varillas para batir, mezcla todos los elementos hasta que veas que quedan derretidos en la leche e integrados entre sí. Una vez hayas conseguido una mezcla homogénea, añade las dos yemas de huevo y rápidamente vuelve a remover toda la mezcla para evitar que estas se cuajen.

Cuando notes que las yemas se han integrado bien, deja que el contenido de la olla se caliente lo máximo que pueda con el fuego bajo. Cuando notes que la mezcla está ya bastante caliente, aproximadamente a unos 80º, corta rápidamente la tableta de turrón en cachos medianos y añádelos a la olla. Vuelve a remover todo con la ayuda de las varillas hasta que veas que el turrón se ha derretido por completo. Una vez está todo integrado, retira la olla del fuego y resérvala para más tarde

El siguiente paso es montar los 200 ml de nata con la ayuda de una batidora de varillas. Es importante que la nata tenga un mínimo de 35% de materia grasa porque, de no ser así, esta no montará ni espesará. Activa la batidora a máxima potencia y mantén un batido constante durante 4 minutos o hasta que veas que la nata ha montado y que no se separa de las varillas.

Una vez tengas lista la nata, comprueba que la primera mezcla que has hecho en la olla está fría. Si es así, añádele la nata en varias tandas y mezcla los dos elementos con movimientos envolventes. Procura no batir muy bruscamente e intenta que tu movimiento sea lo más hueco posible para que la nata montada no reduzca su espesura. Una vez tengas todo bien integrado, tritura el puñado de cacahuetes o de almendras y añádelo a la mezcla. La cantidad depende del gusto de cada uno.

La preparación de la base del postre ya está lista pero ahora queda lo más importante que es hacer que esta mezcla se condense y se convierta en helado. Puedes utilizar una heladera pero en esta receta no la necesitarás así que, para este paso, lo primero que tendrás que hacer será escoger un bol en el que verter toda la mezcla que has hecho para posteriormente taparlo con su tapa o con la ayuda de un papel film.

Una vez que el bol o cuenco esté tapado, deberás meterlo en la nevera para que la mezcla se hiele. Es importante que, durante la primera hora, remuevas la mezcla cada 15 minutos para evitar que cristalice.

Puedes acompañar este helado con barquilloPuedes acompañar este helado con barquillo

Una vez pasada esa hora, tendrás que hacer lo mismo durante las dos horas siguientes pero esta vez cada 30 minutos. Como último paso, no necesitarás seguir removiendo la mezcla, pero deberás dejarla reposar en la nevera durante, al menos, cuatro horas de reloj.

Una vez haya pasado el tiempo estipulado, puedes sacar el bol de la nevera y dejarlo derretir durante dos o tres minutos para que esté más blando y te sea más fácil preparar un plato de postre. Con la ayuda de una cuchara heladera, podrás sacar fácilmente de esta receta un total de seis raciones de dos bolas de helado. Si tienes invitados y quieres sorprenderlos, acompaña la receta con unas láminas de barquillo o con un poco de almendra y/o cacahuete espolvoreado por encima. También, puedes acompañar al helado con fruta o incluirlo en la elaboración de algún otro postre helado.

Te puede interesar

Comentarios