Menú
Ensaimada
30 | Baja

Ensaimada

Este bollo que data del siglo XVII se ha convertido en la perdición de muchas personas tanto a la hora del desayuno como de la merienda.

Receta archivada en: Bollería, Masas y rebozados, Comida para niños, Horno, Balear, Desayunos

Ingredientes para Menos 15 Más ensaimadas individuales

Receta paso a paso

  1. Mezcla en un bol los huevos con el azúcar y un poco de manteca de cerdo. En un recipiente aparte, vierte el agua y la levadura y viértelo en la mesa anterior, al tiempo que vas agregando la harina muy poco a poco.

  2. Amasa bien hasta que la mezcla sea bien homogénea y elástica. Deja reposar una noche entera hasta que doble su tamaño.

  3. Corta la masa en trozos de mayor o menor tamaño y vuelve a dejarlos reposar durante unos 45 minutos. Después, engrasa una superficie plana para ir estirando la mezcla con ayuda de un rodillo.

  4. Enrolla la masa como si fuera una alfombra y después dale la característica forma de espiral.

  5. Tras dejar la masa reposar nuevamente, hornea las ensaimadas durante 20 minutos a una temperatura de 160 grados. Cuando estén cocinadas, espolvoréalas con azúcar glas.

Receta completa

La de la ensaimada es una de las recetas más típicas que se preparan en Mallorca. Sus orígenes se remontan al siglo XVII, una época en la que la harina solía destinarse solo a la producción de pan, por lo que la elaboración de estos bollos se limitaba a los días festivos o a las celebraciones.

La ensaimada mallorquina data del siglo XVIILa ensaimada mallorquina data del siglo XVII

Poco a poco, este plato se fue extendiendo a lo largo de toda la península y hoy en día la ensaimada es uno de los bollos más consumidos tanto a la hora del desayuno como de la merienda. Si quieres preparar este esponjoso pastelito para olvidarte así de los industriales, reúne todos los ingredientes y comienza a elaborar esta sencilla receta.

Elaboración

Comienza mezclando en un recipiente los huevos con el azúcar y una cucharada de la manteca de cerdo. En otro bol, vierte el agua con la levadura y, después de removerlo bien, añádelo a la masa anterior. Poco a poco, ve agregando la harina mientras vas amasando con brío.

Una vez que hayas conseguido una masa homogénea y elástica, déjala reposar toda la noche en un lugar hermético, como el horno o el microondas, y al día siguiente debería haber doblado su tamaño. Llegados a este punto, comienza a cortar pequeños trozos de la mezcla en función de lo grandes que quieras que sean tus ensaimadas, pero con las cantidades anteriormente señaladas, te debería dar para unos 15 bollos individuales.

De nuevo, debes dejar reposar los trozos de masa durante unos tres cuartos de hora, para después comenzar a darle forma de ensaimada. Transcurrido este tiempo, deberás engrasar una superficie con aceite de oliva para ir estirando la mezcla con la ayuda de un rodillo, hasta que sea tan fina que quede casi transparente. Cuando esté lo suficientemente alargada, esparce un poco de manteca de cerdo por encima y enróllala sobre sí misma como si fuera una alfombra.

Puedes rellenar la ensaimada con chocolate, mermelada o crema pasteleraPuedes rellenar la ensaimada con chocolate, mermelada o crema pastelera

Ha llegado el momento de darles a las ensaimadas su característica forma de espiral, y después de repetir el proceso hasta terminar con toda la masa, deberás engrasar una bandeja de horno para colocarlas bien separadas, porque su tamaño aumentará por el calor. Tras dejarlas reposar un rato, has de cocinarlas a 160 grados durante unos 20 minutos, hasta que veas que se han dorado lo suficiente.

Para servirlas, se recomienda esperar a que se enfríen y espolvorearlas con azúcar glas para disfrutar todavía más de su delicioso sabor. ¿A qué estás esperando para ponerte a preparar estas estupendas ensaimadas?

Consejos de preparación

  • Puedes rellenar las ensaimadas con crema, mermelada o chocolate si untas la masa con el producto antes de enrollarla como si fuera una alfombra.
Te puede interesar

Comentarios