Menú
Tompoes
1 hora | Baja

Tompoes

Tompoes es un rico pastel holandés que cuenta con versión propia en otros países, ¡descubre la receta y disfrútala!

Receta archivada en: Pastas, Horno, Holandesa, Postres

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 300 mililitros de leche
  • 2 huevos (las yemas)
  • 1 cucharada de vainilla (aroma)
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cucharada de sal
  • 1 lámina de hojaldre (pasta)
  • 1 huevo batido
  • 3 cucharadas de azúcar glass
  • Colorante rojo alimentario

Receta completa

La cocina holandesa está repleta de recetas increíbles y deliciosas que poco a poco están encontrando su hueco en otras gastronomías del mundo. Este es el caso de los tompoes, un rico pastel holandés que cuenta con versión propia en otros países como Finlandia, Noruega, Dinamarca o el norte de América. España también cuenta con su versión particular de este dulce holandés típico en el café de la tarde y en las celebraciones importantes, sólo que con variaciones que lo hacen diferenciarse del tradicional.

Hoy en Bekia queremos daros la receta de los tompoes holandeses para que podáis practicarlos en casa y también contaros algunas características de este postre y de sus variedades en otros países. La principal cualidad o característica que define a este dulce es el glaseado con el que cuenta. Una rica crema de color rosa claro que varía en el día del Rey pasando a ser color naranja en honor al país. Otra característica que lo defina es la atractiva franja de nata montada con la que cuenta en su capa superior y que no sólo hace que llame mucho la atención, sino que también le añade un toque dulce y a leche de lo más agradable.

El primer paso para preparar este pastel holandés es calentar la leche en un cazo junto al aroma o la vaina de vainillaEl primer paso para preparar este pastel holandés es calentar la leche en un cazo junto al aroma o la vaina de vainilla

Preparación de la receta

El primer paso para preparar este pastel holandés es calentar la leche en un cazo junto al aroma o la vaina de vainilla para que vaya cogiendo sabor. La removeremos aproximadamente durante unos 15 minutos y cuando estos hayan pasado le añadiremos las yemas de huevos, con el azúcar, la sal y una cucharada de harina y lo removeremos hasta que tengamos como resultado una pasta cremosa y sin grumos.

El siguiente paso para la preparación de nuestros tompoes será volver añadirle 2 cucharadas de leche caliente a la mezcla anteriormente preparada, así como el resto de harina que nos haya quedado. Esto hará que nuestra masa quede mucho más consistente de cara al final de nuestro pastel. El resultado de esta mezcla será una masa espesa que tendremos que dejar reposar con un plástico para evitar que se forme una película fina encima al enfriarse.

Mientras que tengamos la masa del pastel reposando, calentaremos el horno a 200 º y cubriremos la hoja de papel que pongamos en la bandeja con un spray o un poco de mantequilla para evitar que la masa se pegue. Una vez hecho este paso, dividiremos la pasta de hojaldre en 4 rectángulos iguales y los colocaremos sobre la hoja de papel, que darán lugar luego a nuestras 8 piezas.

Una vez estén nuestras láminas colocadas sobre la bandeja, comenzaremos el montaje de nuestro pastel holandés. Lo primero que haremos será poner el huevo batido sobre las láminas y pincharla con un tenedor para que se cocinen bien durante 15 minutos o hasta que las veamos bien doradas. Cuando las saquemos del horno separaremos las piezas y las dejaremos enfriar en una rejilla para que podamos trabajar con ellas.

Se trata de un rico pastel holandés que cuenta con versión propia en otros países como Finlandia, Noruega, Dinamarca o el norte de AméricaSe trata de un rico pastel holandés que cuenta con versión propia en otros países como Finlandia, Noruega, Dinamarca o el norte de América

De este modo, sólo nos quedaría la preparación del glaseado para lo que tendremos que mezclar el azúcar glass con leche y el colorante o jugo de grosellas.

Una vez tengamos todas las partes de nuestros tompoes comenzaremos con el montaje. Para ello cogeremos una pieza de hojaldre, extenderemos una capa considerable dela crema de vainilla que cocinamos al principio y colocaremos otra capa de hojaldre encima. Posteriormente cubriremos con el glaseado rosa que ya habíamos preparado.

Consejos de preparación

Te puede interesar

Comentarios