Menú
Los mejores sitios de Madrid para disfrutar de una deliciosa merienda

Los mejores sitios de Madrid para disfrutar de una deliciosa merienda

Descubre los mejores restaurantes de la ciudad en los que puedes merendar para endulzar la tarde con espectaculares propuestas de tartas, cafés o batidos.

A pesar de que el brunch sea una de las comidas estrella entre los foodies, algo similar está empezando a ocurrir algo con la merienda. Cada vez más, cafeterías y restaurantes ofrecen este servicio, sacando a relucir sus mejores tartas, batidos o cafés. Sin embargo, no solo de dulces se sirven, sino que también las hay que deciden incluir alguna receta salada, a fin de satisfacer los gustos de todos los clientes, ya que cada uno de ellos es un mundo.

Ya sea en una estación del año cálida como más fría, disfrutar de una tarde con una buena merienda acompañado de amigos o alguien especial es siempre un buen plan, especialmente en Madrid, una ciudad en la que, cada vez más, locales de todo tipo abren a media tarde para recibir a los seguidores de una de las cinco comidas al día que debemos hacer. Te contamos a continuación en Bekia Cocina los mejores sitios de la capital española para merendar, encontrando tanto opciones más comerciales como las más especiales y personales, dependiendo del día, momento, o compañía que elijas para disfrutar de una buena merienda.

La cafetería Motteau es experta en caracolas y croissantsLa cafetería Motteau es experta en caracolas y croissants

Motteau

Los franceses son expertos en la repostería. A todos nos viene a la cabeza la idílica imagen de una coqueta cafetería parisina en la que una pareja de enamorados se sientan en su terraza a disfrutar de un café y una porción de tarta. Juan Manuel D'Alessandro fue el autor de Motteau, un pequeño local del Barrio de Las Letras que ha sabido importar el sabor de la respondería de Normandía, donde en el siglo XIX se abrió el primer Motteau de mano de sus antepasados.

Uno de los productos estrella son sus caracolas o los croissants, siendo muchos vecinos del barrio los que acuden cada fin de semana a primera hora a llevarse una ración para el fin de semana. Otros prefieren comerlos en el propio establecimiento, saboreando al mismo tiempo el estilo vintage de su decoración con otras delicias de su carta, en la que poco a poco se van incorporando también opciones saladas como el pastel de olivas, queso Gruyere, bacon y pimiento rojo.

En la cafetería MÜR Café admiten mascotasEn la cafetería MÜR Café admiten mascotas

MÜR Café

Y del estilo francés de Motteau cambiamos al espíritu british de MÜR Café. Situado cerca del metro de Ventura Rodríguez, en la Plazuela de Cristino Marcos, este local es otro por el que tienen que pasar los que hagan el peregrinaje de las meriendas por Madrid. Además de admitir animales, algo que no es habitual en otros locales gastronómicos de la capital, muchos lo eligen por su sabrosa tarta de zanahoria, a quien le persigue la leyenda de ser una de las más buenas de toda la ciudad.

La hora de la merienda es una de las preferidas por quienes se acercan hasta MÜR Café, ya que su dulce carta cuenta con alternativas perfectas para acompañar un buen café capuccino o un té al estilo británico. Sin embargo, también el resto del día puedes pasarte por este restaurante, ya que ofrece grandes opciones para tomar el brunch y, sobre todo, para una cena con larga sobremesa, ya que cuenta con un cocktail bar que sirve unos gin tonics espectaculares.

Lo llamativo del Cadé fel Jardín es la naturaleza que lo rodeaLo llamativo del Cadé fel Jardín es la naturaleza que lo rodea

Café del Jardín

Escondido en el céntrico Barrio de Justicia, a pocos metros de la parada de metro de Tribunal, se encuentra el maravilloso Museo del Romanticismo. Cada vez más turistas deciden recorrer este palacio en el que se recrea el estilo de vida de la burguesía y aristocracia madrileña durante el siglo XIX, toda una exposición viva que te hace trasladarte a tiempos pasados.

Al finalizar la visita, les hay que optan por pasar por la tienda y comprar un recuerdo, otros se van directamente y los más golosos buscan una mesa para saborear una merienda en el patio del museo. Si el Museo del Romanticismo es un secreto para muchos madrileños, más lo es todavía su Café del Jardín, donde se puede disfrutar de un buen café acompañado de un libro, un trozo de tarta y el rumor del agua de la fuente de fondo. En definitiva, irresistible y perfecto para unir cultura y gastronomía.

La decoración de Il Tavolo Verde cuenta con objetos de rincones remotos de EuropaLa decoración de Il Tavolo Verde cuenta con objetos de rincones remotos de Europa

Il Tavolo Verde

La tarta de zanahoria de MÜR Café compite con la de Il Tavolo Verde como la mejor de Madrid, siendo difícil decantarse por una u otra, ya que las dos están deliciosas. Este inspirador local se encuentra ubicado a dos pasos de la parada de metro de Retiro, en pleno centro de la ciudad. Nada más acceder a su interior, los ojos dirigen la vista directamente a su mostrador, en el que se encuentran los tesoros del establecimiento: sus bizcochos.

Si no eres fan de la zanahoria, ya que no a todo el mundo le gusta, al menos tienes que probar el bizcocho de calabaza y chocolate, otra de las grandes estrellas de su carta. Su decoración es sencilla e invita a la merienda, con una larga mesa en la que puedes compartir espacio con otras personas, aunque también dispone de espacios más reservados para grupos pequeños o parejas, que suelen buscar intimidad. El secreto de Il Tavolo Verde es, además, que sus productos son ecológicos y siempre de temporada.

Es recomendable reservar antes de acudir al El Jardín SecretoEs recomendable reservar antes de acudir al El Jardín Secreto

El Jardín Secreto

Otras meriendas que hay que probar también en Madrid son la de El Jardín Secreto, y no hablamos de las de Salvador Bachiller que también podrían incluirse en esta lista, sino de las del local de la Calle Conde Duque. Es uno de los locales por los que hay que pasar durante esta hora del día si sobre todo vamos con niños, ya que su decoración parece sacada de un cuento de hadas, cambiando en cada época del año para adaptarla al momento. Flores que cuelgan del techo, mesas con forma de seta o una escalera de colores repleta de mensajes positivos son algunos de sus must que atraen la atención de quienes visitan este local.

La carta de El Jardín Secreto es igual de sugerente que la decoración del local, contando con nombres como "Orgasmo por chocolate", estando permitida en este caso la infidelidad a tu pareja para poder probar esta delicia cuyo secreto no vamos a desvelar. Del mismo modo, es famoso el brownie de chocolate, que puedes tomar acompañado de alguno de los muchos tés con los que cuentan. A pesar de su nombre, este establecimiento no es demasiado secreto, por lo que es recomendable reservar si se quiere visitar.

La Mallorquina lleva 122 años elaborando los dulces tradicionalesLa Mallorquina lleva 122 años elaborando los dulces tradicionales

La Mallorquina

Puede que hayas quedado con una persona especial que estás conociendo para dar una vuelta por el centro de Madrid. Si te encuentras debajo de la famosa estatua de La Mariblanca, al comienzo de la Calle Arenal, y tu acompañante se retrasa, puedes sorprenderle entrando a La Mallorquina a comprar la merienda. No solo conseguirás sacarle una sonrisa por el detalle, sino que también harás que disfrute de un delicioso dulce.

Las napolitanas de chocolate son todo un pecado, al igual que sus palmeras, corriendo el rumor que son las mejores de la ciudad. Para el invierno, cuenta con un salón en la segunda planta, aunque suele estar a rebosar. Sin embargo, siempre queda darse la mano e ir disfrutando de una merienda de las de toda la vida paseando por la almendra madrileña. No hay excusa para no pasarse por La Mallorquina, está en la misma Puerta del Sol.

Los mini-croissants son la insignia por excelencia de Manolo BakesLos mini-croissants son la insignia por excelencia de Manolo Bakes

Manolo Bakes

Aunque han decidido cambiar de nombre para ofrecer una imagen moderna y cosmopolita, todo el mundo los sigue conociendo como los Manolitos. Estos pequeños croissants nacieron en la madrileña localidad de Colmenar Viejo, continuaron su expansión por la cercana Tres Cantos y al final han conquistado diferentes puntos de la capital, siendo su crecimiento imparable y con vistas a conquistar otros rincones del país, como Barcelona, o incluso dar el salto internacional. De hecho, su cambio de nombre puede que se deba a esto último.

Nadie se resiste a la esponjosidad de su interior, pareciendo que cuentan con un ingrediente secreto que les hace adictivos. Ya sea con un baño de chocolate o sin nada por encima, los Manolitos son una de las meriendas estrella de muchos madrileños, habiendo conquistado también el paladar de famosos como Álvaro Morata, Sergio Busquets, David Bisbal o Santiago Segura. Están especialmente pensados para las reuniones con amigos y son un valor seguro para una merienda. Además de los croissants, también tienen otras opciones, destacando por ejemplo el espectacular roscón de Reyes que venden a principios del mes de enero.

La Rollerie cuenta con una decoración acogedora y tranquilizanteLa Rollerie cuenta con una decoración acogedora y tranquilizante

La Rollerie

Cuando en Madrid amanece un día fresco, parece que por la tarde siempre apetece tomar una bebida caliente en un lugar cerrado. La Rollerie es una de las mejores cafeterías para este plan. Hay varias por distintos puntos céntricos de la capital, contando todas con una cuidada decoración, aunque la carta es lo más apetecible. Las tartas, sus deliciosas tortitas, los batidos o los cafés son la estrella de esta cadena de restauración.

Uno de los locales mejor ubicados de La Rollerie es el que está en la Carrera de San Jerónimo, al que puedes ir después de haber disfrutado de un paseo por el Parque del Retiro, cruzando el Congreso de los Diputados y llegando hasta ella. Si vas con alguien especial, la segunda planta es para vosotros, merendando entre vegetación artificial pero que os transporta a otro lugar, además que suele ser más tranquila que la de abajo, reservada para grupos de amigos.

Te puede interesar