Menú
Tarta de santiago
60 minutos | Baja

Tarta de santiago

Descubre como preparar una rica tarta de Santiago, uno de los postres más ricos y típicos de la gastronomía gallega.

Receta archivada en: Tartas, Horno, Española, Postres

Ingredientes para Menos 1 Más personas

Receta paso a paso

  1. Mezclar en un bol el azúcar y las almendras molidas.
  2. Añadir a la mezcla los huevos.
  3. Mezclar todo con la ralladura de limón y la canela.
  4. Hornear a 180º.

Receta completa

La tarta de Santiago, o tarta de almendras, es una de las recetas indispensables de la gastronomía gallega. Galicia es la provincia que más utiliza la almendra en sus postres, a pesar de no ser una tierra de almendros. El origen de este manjar data del año 1577, año en el que se documentó por primera vez la primera tarta de Santiago, durante una visita de Don Pedro de Porto a Santiago de Compostela. Desde entonces, se ha convertido en uno de los platos referentes de la cocina gallega.

La tarta de Santiago es uno de los postres más famosos de GaliciaLa tarta de Santiago es uno de los postres más famosos de Galicia

Es un postre muy denso y de color dorado, con un aroma muy característico y con una textura muy esponjosa y granulada. Aunque en esta receta se ha utilizado la ralladura de limón como aromatizador, se pueden uilizar otros tipos de ingredientes, como el anís, el oroju o el brandy para darle un toque diferente a la tarta.

Elaboración

Para empezar, hay que mezclar en un bol el azúcar y las almendras molidas y, a continuación, se añaden los huevos. Para este paso, hay que ir añadiéndolos uno por uno y no dejar de mezclar todo en ningún momento, hasta que se obtiene una masa muy fina en textura. Para terminar la masa, se añade la canela y la ralladura de limón y se vuelve a mezclar.

La tarta se decora con la Cruz de Santiago de CompostelaLa tarta se decora con la Cruz de Santiago de Compostela

Una vez hecha la masa, se pone en un molde especial para horno, preferiblemente redondo. Como consejo, para que no se pegue la tarta, se puede untar previamente el molde con aceite o margarina y, después, espolvorearlo con harina. Una vez vertida la mezcla en el molde, se hornea durante media hora a 180º, hasta que la tarta esté un poco dorada. Para saber si está hecha, pincha la tarta con un palo o cuchillo y, si sale limpio, estará lista. Una vez terminada la cocción, se saca del horno y se deja enfriar.

Para la decoración de la tarta, una vez fría se coloca encima una plantilla de la Cruz de Santiago y, con azúcar glas, se rellena. Con cuidado, se retira la plantilla y la tarta quedará con la silueta de la cruz.

Te puede interesar

Comentarios