Menú
Fingers de mozzarella
90 min. | Baja

Fingers de mozzarella

¿Hay algo mejor que el queso caliente y derretido? Sorprende a quien tú quieras con esta receta de fingers de queso mozzarella rebozados. ¡Toda una delicia!

Receta archivada en: Quesos, Masas y rebozados, Sartén, Celebraciones, Aperitivos

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

Los fingers de mozzarella son uno de los aperitivos más deliciosos que puede haber en una mesa cuando nos reunimos con amigos. Es una elaboración muy sencilla que cualquier amante del queso disfrutará por lo que apúntate esta receta para aprender a hacer este delicioso aperitivo.

Fingers de MozzarellaEl queso mozzarella es uno de los más representativos de la cocina italiana

Lo primero que haremos será preparar los tres recipientes donde pondremos cada uno de los ingredientes que utilizaremos para rebozar la mozzarella. En un primer recipiente pondremos la harina, en otro batiremos los dos huevos y, posteriormente, mezclaremos con la leche a temperatura ambiente. En un tercer recipiente, el último por el que pasaremos la mozzarella, mezclaremos el pan rallado, el queso parmesano rallado, el perejil seco, la sal de ajo y, si queremos, otro sazonador para que el crujiente tenga mucho más sabor

Una vez preparados los tres recipientes, cogeremos el queso mozzarella en barra y los cortaremos al gusto, procurando que no sean palitos muy gordos. Si no tenemos queso mozzarella en barra o directamente ese tipo de queso, podemos utilizar otros como el cheddar o el camembert, que también tienen un acabado delicioso de esta forma. 

Una vez los tengamos lo rebozaremos en la harina primero, luego los bañaremos en la mezcla de huevo y leche hasta finalizar cubriéndolos bien con el pan rallado y el resto de ingredientes. Los colocaremos en un recipiente grande, procurando que no se rocen mucho y los meteremos al congelador durante una hora aproximadamente, para que todos los ingredientes se asienten mejor. 

Fingers de MozzarellaEsta elaboración también volverá locos a los más pequeños de la casa

Cuando vayamos a cocinarlos, colocaremos una sartén, un cazo o, si disponemos de ella, una freidora con aceite y calentaremos. Echaremos en varias rondas los fingers de queso, dejando que se doren por todos los lados durante apenas unos minutos. Reservaremos en papel absorbente para que se desprendan del aceite que les sobra y serviremos con la salsa que más nos guste o, incluso, con mermelada de tomate o de fresa. 

Consejos de preparación

- No es obligatorio pasar por el congelado de los fingers, pero sí que ayudará a que asienten los ingredientes y no acabemos sin rebozado cuando friamos. 

- Los fingers de mozzarella que sobren los podrás congelar sin problema. 

Te puede interesar

Comentarios