Menú
Ensalada griega
10min | Baja

Ensalada griega

Si te gustan las ensaladas entonces no te puedes perder esta ensalada griega, ¡te encantará!

Receta archivada en: Ensaladas, Griega, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

Con el calor apetecen indudablemente comidas con alto contenido en agua, vitaminas y muy frescas. Y no hay nada mejor que unas ensaladas. Aunque con las comidas familiares, como en Navidad o Semana Santa, podemos elegir alguna que otra receta de este tipo para acompañar de manera más ligera a los platos principales.  

 [img=La ensalada griega es muy rica en nutrientes]https://img.bekia.es/cocina/0000/136/1.jpg[/img]

La ensalada griega es muy rica en nutrientes por la variedad de ingredientes que se utiliza, tienen un sabor muy mediterráneo, tiene una textura muy fresca y además es muy nutritiva. Por eso es una opción muy buena para empezar y presentar en unas comidas perfectas.  

 

Receta completa 

Si queremos hacer una verdadera ensalada griega típica, necesitaremos de los siguientes ingredientes. Principalmente la haremos para unas cuatro personas y se realiza de manera muy sencilla y rápida.

 

Primero, hay que pelar y lavar a conciencia los tomates y el pepino, que serán frescos y estarán maduros, para que saquen más jugo. Una vez los tengamos, se cortan en dados medianos y se mezclan todos en un bol profundo donde añadiremos más ingredientes. Para una mejor presencia, se recomienda cocinar sobre uno normal y servirlo en uno de cristal o que acompañe a la vajilla seleccionada.  

 

Ahora procedemos con el queso feta. Necesitaremos tan solo unos 100gr, por lo que podemos envolver el resto en papel de film transparente o meterlo en un tupper hermético y dejar que se conserve fresco por unos días en la nevera el que nos sobre. Seguiremos el paso anterior y haremos dados de tamaña mediano que luego introduciremos en el mismo recipiente que el tomate y el pepino.  

 

A continuación, pelamos la cebolla morada y la cortamos en tiras largas, lo que generalmente se conoce como corte a la juliana. Se trata de partirla por la mitad y hacer cortes paralelos según el sentido por el que la hemos abierto. Es recomendable tener un trapo húmedo cerca o un grifo de agua para lavarse bien las manos después de manipular la cebolla, ya que las de estas características ensucian bastante.  

 

También podemos aliñar al final de la mezcla con un poco de pimienta negraTambién podemos aliñar al final de la mezcla con un poco de pimienta negra

Cuando lo tengamos todo metido en el bol y lo mezclemos convenientemente, añadiremos las aceitunas. Introduciremos la cantidad que queramos, aunque podemos meter un número proporcional a los comensales para que nadie se quede con menos. Con alrededor de unas 20 estará perfecto para las cuatro personas a las que queremos servir.  

 

Por último, sazonamos con la cucharada de zumo de limón, la pizca de orégano para darle un sabor más mediterráneo, el chorrito de aceite virgen extra -sin pasarse como si fuera una española- y una pizca de sal. Todo dependerá del gusto de cada uno, pero lo ideal es poner un poco de todo sin pasarse, pero sin quedarse corto tampoco.

 

Siguiendo estos pasos y moviendo bien todos los ingredientes, para que luego no nos encontremos con zonas más aceitosas, saladas o con mayor sabor a limón. Una vez tengamos nuestra ensalada griega bien mezclada, podemos ponerlo en un bol de cristal, con motivos decorativos o con una forma acorde con el resto de la vajilla y la disposición de la mesa.  

Consejos de preparación

Consejos de preparaciónSi lo que queremos es añadir más ingredientes de la huerta a nuestra ensalada griega, podemos elegir unos pimientos verdes. Estos serán frescos y maduros, y además tendrán que estar cortados en cuadrados, del tamaño de los anteriores ingredientes. También podemos aliñar al final de la mezcla con un poco de pimienta negra, añadiéndosela a los ingredientes anteriormente mencionados. Aunque también

cambiando el zumo de limón por un chorrito de manzana. Este dará un toque más dulce y menos amargo que con el primero. Después de hacerla y tenerla ya toda preparada, podemos taparla con un plástico de film transparente y de manera hermética e introducirla en la nevera. Así la conservaremos fresca hasta que sea la hora de servirla en la comida o cena, aunque en temperatura ambiente o recién preparado también está bueno, pero con menos frescor.

Te puede interesar

Comentarios