Menú
Carpaccio de langostinos
20 minutos | Baja

Carpaccio de langostinos

Prepara sin complicaciones este rico y sencillo entrante que pega con cualquier comida o cena y dejarás impresionados a tus invitados.

Receta archivada en: Mariscos, Directo al plato, Aperitivos

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Lava y limpia las gambas si no las has comprado ya preparadas.
  2. Aplástalas con una olla o algo que ejerza presión y mételas en el congelador durante media hora.
  3. Prepara el aliño mezclando el aceite de oliva con el cebollino, el zumo de limón y las especias que prefieras.
  4. Sírvelo todo junto, ¡y a disfrutar!

Receta completa

En anteriores ocasiones, Bekia te ha explicado como realizar un delicioso carpaccio de pulpo, ternera, salmón o melón con jamón, pero hoy aprenderás a preparar uno de langostinos, el entrante perfecto para cualquier comida o cena con el pescado como ingrediente principal.

El carpaccio de langostinos es un entrante perfecto para cualquier comida o cena de pescadoEl carpaccio de langostinos es un entrante perfecto para cualquier comida o cena de pescado

Llevar a cabo esta receta es facilísimo y no te tomará más de 20 minutos de tu tiempo, pero el resultado es tan impresionante que parecerá que se trata de una receta muy elaborada. No esperes más y ponte manos a la obra para dejar atónitos a tus invitados y deleitarles con este delicioso carpaccio de langostinos.

Elaboración

Si no has comprado los langostinos limpios y pelados, ponte a ello hasta que todos estén impecables. Hazte con varios trozos de papel de horno y envuelve una a una las gambas. Cuando estén todas liadas, ve aplastándolas con la ayuda de una olla o una cacerola y dándoles un golpe fuerte y seco. Una vez que todos los langostinos estén aplanados, mételos en el congelador y déjalos enfriar durante media hora.

Prepara el aliño mientras los langostinos están en el congelador para ganar tiempoPrepara el aliño mientras los langostinos están en el congelador para ganar tiempo

Mientras que pasa este tiempo, puedes ir preparando el aliño mezclando el aceite de oliva con el zumo de los dos limones y un poco de sal. Después, añade el cebollino y muévelo bien para que la salsa quede bien homogénea y uniforme. Cuando hayan pasado los 30 minutos, saca los langostinos del congelador y desenvuélvelos. Verás que han quedado muy finos y será el momento de emplatarlos, haciéndolo de tal forma que el resultado final sea estético y entre por los ojos.

Puedes decorar la presentación con una hoja de perejil o un montoncito de rúcula que también puedes aliñar con el aderezo anterior a modo de una pequeña ensalada.

Te puede interesar

Comentarios