Menú
Carpaccio de salmón
20 minutos | Baja

Carpaccio de salmón

Sorprende a tus invitados con un elegante carpaccio de salmón que, además de estar muy rico, ¡es muy fácil de hacer!

Receta archivada en: Pescados, Cocina rápida, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

Sin duda alguna, el salmón es uno de los pescados más versátiles y combinables de todos los que conocemos. Y es que podemos encontrar este pescado azul tanto en entrantes, ya sea fresco o ahumado, como en platos principales y contundentes convirtiéndose en verdaderas delicias para el paladar.

Por este motivo, y por los beneficios que conlleva su consumo, hoy queremos contaros la receta del carpaccio de salmón. Y lo cierto es que este carpaccio puedes prepararlo tanto si tienes una ocasión importante como si quieres comer el salmón de una forma algo más original. Del mismo modo, puedes utilizarlo tanto entrante como si quieres colocarlo como plato principal

Propiedades del salmón

Así, entre sus cualidades beneficiosas por su consumo se encuentra como acabamos de comentar la prevención de los conocidos accidentes cardiovasculares gracias a su alto contenido en Omega-3. Y es que aunque la mayor parte de los pescados cuentan con este beneficio, hay que resaltar que el salmón cuenta con un gran índice por encima de los demás.

El salmón ayuda a prevenir los problemas de visión y el cáncerEl salmón ayuda a prevenir los problemas de visión y el cáncer

Asimismo, otras propiedades beneficiosas del salmón que podemos encontrar en cuanto a salud se refieren a nuestra visión, la prevención de la inflamación de nuestro cuerpo o la prevención del cáncer.

Elaboración

Como hemos dicho al principio, el salmón no sólo es uno de los alimentos más saludables sino también uno de los más versátiles y combinables. Podemos encontrarlo en pastas, en ahumado, a la plancha y una larga lista de formas. Pero hoy vamos a contaros como preparar el carpaccio de salmón.

Para comenzar, lo primero que debemos hacer el extender un trozo grande film transparente sobre la superficie donde vayamos a llevar a cabo nuestro carpaccio. Cuando lo tengamos colocado lo untaremos de aceite de oliva. Una vez que lo hayamos embadurnado bien, cortaremos nuestro lomo de salmón en láminas muy finas, cuanto más finas mucho mejor, y las pondremos una junto a otra, quedando bien pegadas. De este modo, cuando ya hayamos creado una capa, volveremos a untar el salmón que ya hemos colocado con aceite de oliva de nuevo y pondremos otra capa de film transparente.

Las lonchas de salmón deben de ser lo más finas posibleLas lonchas de salmón deben de ser lo más finas posible

Una vez tengamos nuestro carpaccio de salmón entre los dos trozos de film transparente, los golpearemos para que las finas lonchas que hemos cortado se compacten bien. Cuando veamos que lo hemos conseguido retiraremos una de las capas de film, lo pondremos en un plato y posteriormente quitaremos el otro film, ya que le habremos dado la vuelta.

Llegó el momento de aderezar el salmón. Y es que con la mezcla que os vamos a indicar a continuación conseguiréis que el plato quede totalmente irresistible. Para ello tendréis que mezclar la cucharada de salsa de soja con la media cucharita del aceite de sésamo y las gotas de limón. Con la ayuda de una brocha tan sólo tendréis que untarlo sobre la superficie del carpaccio de salmón ya preparado. A esto le añadiremos el cilandro y la cebolleta que habremos picado muy muy fino. Y por último terminaremos de aderezar nuestro carpaccio con las semillas de sésamo.

Tras llevar a cabo todos estos pasos en los que no se invierte más de 20 minutos, tendremos nuestro carpaccio listo para servir y para que tanto nuestros comensales como nosotros mismos disfrutemos de un plato exquisito y saludable.

Consejos de preparación

- El corte en lonchas finas es un aspecto muy importante a la hora de preparar un carpaccio, ya sea de salmón como de cualquier otro alimento ya sea pescado o carne. Por esta razón, os recomendamos que contéis con un cuchillo muy afilado. Esto os ayudará a que las lonchas sean más finas y precisas. Asimismo, el estado en el que tengamos nuestro salmón también puede ayudarnos, por lo que os aconsejamos que lo cortéis cuando lo tengáis semicongelado.

- Por su parte, podéis pensar que al no tener que añadirle sal puede que os quede un plato algo soso y aburrido a la hora de comer, pero lo cierto es que la salsa de soja ya contiene todas las sales necesarias para este plato. Si añadís sal no sólo lo saturaréis, sino que se volverá algo incomible.

- De la misma manera que debemos prescindir de la sal en esta receta, también debemos controlarnos con el aceite de sésamo. Se trata de un ingrediente con mucho sabor a la hora de aderezar y podemos cargarnos el plato en un momento si abusamos de ello.

Te puede interesar

Comentarios