Menú
Caramelos de jengibre
60 min | Baja

Caramelos de jengibre

Estos dulces de jengibre con miel y limón no sólo están deliciosos, sino que esta raíz tiene una gran variedad de beneficios para le organismo como son sus propiedades antioxidantes o digestivas.

Receta archivada en: Tartas, Tartas, Sartén, Postres

Ingredientes para Menos 20 Más unidades

Receta paso a paso

  1. Pela suavemente la raíz de jengibre con la ayuda de un cuchillo o una cuchara con cuidado de no raspar demasiada carne.
  2. Pica la carne del jengibre en pequeños cubos y reserva.
  3. En una cazuela pon los 200 gramos de azúcar, los 200 gramos de agua, el zumo del ½ limón y 3 cucharadas de miel. Pon a calentar a fuego medio y remueve hasta conseguir una mezcla homogénea con textura similar a la del sirope.
  4. Agrega los trozos de jengibre y baja a fuego lento, removiendo hasta que éstos se fundan y se liguen con el resto de los ingredientes.
  5. Deja reposar toda la noche a temperatura ambiente.
  6. Pon a calentar la mezcla hasta que vuelta a tener textura líquida, coge pequeñas cucharadas del jarabe y ponlas sobre una bandeja cubierta con papel vegetal. La cantidad de mezcla dependerá del tamaño que quieras que tengan los caramelos.
  7. Cuando los caramelos se hayan enfriado, rebózalos con un poco de azúcar glas.

Receta completa

El jengibre es una raíz que se cultiva, principalmente, en países tropicales pero cuyo origen se cree que está en Extremo Oriente. Su uso principal suele ser como especia en la cocina, ya que el jengibre aporta un toque picante y fresco a cualquier comida. Además, esta raíz tiene múltiples propiedades para el organismo como es ayudar a la hora de hacer la digestión, como potente antioxidante para prevenir el envejecimiento o como antiinflamatorio gracias a sus aceites volátiles. También es un remedio natural para el mal aliento, las mareas y las náuseas. Además de como especia o en la bebida, otra forma de consumir jengibre es con estos deliciosos caramelos con miel y limón que son muy fáciles de preparar. ¡Toma nota de esta receta!

Elaboración

Lo primero que tendrás que hacer es pelar la raíz del jengibre, teniendo en cuenta que tan sólo vas a necesitar 1 cucharada de café debido a su fuerte sabor. Selecciona la zona de la raíz que vas a utilizar y corta el trozo. Luego comienza a raspar delicadamente la piel del jengibre con la ayuda de un cuchillo o de un pelador de patatas, teniendo cuidad de no llevarte demasiada carne con la piel que quites. Un truco es hacerlo con una cuchara, con la que tardarás un poco más pero con la que te asegurarás de quitar sólo la piel. Cuando tengas el jengibre pelado córtalo en pequeño cubos y reserva para usar más adelante.

Ingredientes para hacer caramelos de jengibreIngredientes para hacer caramelos de jengibre

A continuación, en una cazuela echa los 200 gramos de agua y los 200 gramos de azúcar y pon todo a calentar a fuego medio. Agrega también el zumo del ½ limón y 3 cucharadas de miel. Remueve de vez en cuando con una cuchara de palo hasta que todos los ingredientes se hayan fundido por completo y hayan formado una mezcla líquida con una textura parecida a la del sirope. En ese momento es cuando tendrás que echar los trocitos de jengibre que habías cortado a la olla y bajar a fuego lento hasta que éstos se ablanden y se fundan hasta ligarse completamente con el resto de la mezcla. Una vez hayas logrado una textura homogénea, apaga el fuego y deja reposar el jarabe durante toda la noche a temperatura ambiente.

Al día siguiente vuelve a calentar la mezcla hasta que ésta vuelva a tener una textura líquida y prepara una bandeja cubierta con un poco de papel vegetal para ir colocando los caramelos en ella. Con una cucharita ve cogiendo pequeñas porciones de la mezcla y dejándolas en la bandeja. La cantidad de jarabe que cojas dependerá del tamaño que quieras que tengan tus caramelos. Por último, cuando los caramelos se hayan enfriado, rebózalos en un poco de azúcar glas y ya podrás disfrutar de tus deliciosos dulces de jengibre.

Te puede interesar

Comentarios