Menú
Bolitas de coco
25 minutos | Baja

Bolitas de coco

Este dulce es de lo más sencillo de preparar, pero lo mejor de todo es que tiene un intenso sabor que encantará a todos tus invitados. ¿A qué estás esperando para prepararlas en tu propia casa?

Receta archivada en: Frutas, Sartén, Postres

Ingredientes para Menos 5 Más personas

  • 250 gramos de cocos rallado
  • 250 mililitros de leche condensada
  • Aceite de coco

Receta paso a paso

  1. Pon 200 gramos de coco rallado en un cazo pequeño junto a los 200 mililitros de leche condensada y 1 cucharada sopera de aceite de coco.
  2. Calienta a fuego medio hasta que los ingredientes se liguen y se forme una masa espesa y de color arena.
  3. Cuando la masa haya adquirido la textura adecuada, retírala del fuego y repártela en una bandeja para que se enfríe. Si la metes en la nevera tardará menos tiempo que si la dejas a temperatura ambiente.
  4. En el momento en el que la masa esté fría, dale forma a las bolitas cogiendo un poco de masa y moldeándola con la palma de las manos.
  5. Reboza las bolitas con el resto del coco rallado y ve colocándolas en una bandeja. Cuando hayas acabado con toda la masa ya podrás servirlas.

Receta completa

Estas bolitas de coco no sólo están deliciosas, sino que son la opción perfecta para servir como postre en una velada especial o para picar durante una fiesta o merienda. Además de tener un intenso sabor a coco, estas bolitas también cuentan con algunos de los beneficios que esta fruta aporta al organismo como son sus antioxidantes, su poder energético o su capacidad para mejorar el sistema cardíaco. Anímate a prepararlas en casa y deja a todo el mundo con un buen sabor de boca.

Elaboración

El primer paso para preparar estas deliciosas bolitas de coco es poner en un cazo pequeño 200 gramos de coco rallado junto a los 200 mililitros de leche condensada. Agrega también 1 cucharada sopera de aceite de coco y pon todo a calentar a fuego medio para que se derrita, siendo muy importante que remuevas constantemente la mezcla con una cuchara de palo. En caso de no tener aceite de coco, puedes sustituirlo con un poco de mantequilla. Poco a poco, los ingredientes comenzarán a ligarse entre sí y a espesarse la mezcla. En el momento en el que compruebes que la masa ha adquirido un tono pardo pálido y que ha espesado tanto que ya no se queda pegada en las paredes será el momento de verter la mezcla en una fuente. Repártela de manera homogénea por toda la superficie y luego deja que se enfríe por completo, ya sea a temperatura ambiente o guardándola en la nevera durante unos 10 minutos para que vaya más rápido.

Son una opción perfecta para preparar como postre o aperitivoSon una opción perfecta para preparar como postre o aperitivo

Otra opción a la hora de preparar estas bolitas de coco es añadir también algunos dátiles y almendras. Tendrás que triturar ambos ingredientes con un robot de cocina e incorporarlos a la mezcla de coco rallado, leche condensada y aceite de coco cuando la vayas a quitar del fuego. Agrega los dátiles y las almendras y remueve para que se integren con el resto de los ingredientes. Luego pon la masa en la fuente y deja que se enfríe. En el momento en el que compruebes que la mezcla de las bolitas de coco ya está completamente fría será el momento de empezar a darle forma a estos dulces. Por un lado, pon los 50 gramos de coco rallado que te sobran en un plato. Luego coge un poco de masa y dale forma redondeada con la palma de las manos. La cantidad de masa dependerá del tamaño que quieras que tengan las bolitas, aunque lo ideal es que no sean demasiado grandes. Luego reboza la masa en el coco rallado y colócala en un bandeja. Repite la operación hasta que acabes con toda la masa y, en caso de que compruebes que la masa se te pega en las manos, puedes untártelas con un poco de aceite de coco o de girasol. Una vez tengas todas las bolitas de coco ya podrás servirlas para que todos tus invitados disfruten de ellas.

Te puede interesar

Comentarios