Menú
Merluza en salsa verde
45 min | Media

Merluza en salsa verde

Descubre cómo hacer una deliciosa y nutritiva merluza en salsa verde

Receta archivada en: Pescados, Salsas, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

Consejos previos

La merluza en salsa verde es un plato delicioso cuya preparación no requiere de una gran maestría en la cocina. Durante la navidad, al igual que en cualquier buena comida que se preste, siempre se da a escoger a los comensales entre carne y pescado, así que aquí te dejamos una receta navideña para llevar a cabo. 
Existen una gran variedad de pescados que pueden ponerse en buenas recetas, pero en la merluza encontramos un pescado que gusta a muchas personas y que, además, es ligero para no forzar el estómago más de lo que lo hacemos durante todas las fiestas. 
[img=La merluza en salsa verde es un plato delicioso]https://img.bekia.es/cocina/0000/137/1.jpg[/img]
Antes de empezar a realizar esta receta, habrá que tener en cuenta algo muy importante en lo referente a la conservación de la merluza. Si ésta es fresca, algo recomendado para que el resultado de nuestra merluza en salsa verde sea el mejor, debe conservarse en el frigorífico, una vez limpia, durante un máximo de 24 horas. Además, debe estar alejada del resto de los alimentos que tengamos en nuestra nevera para evitar que transmita su olor. Hay que tener en cuenta que en navidad las neveras suelen estar llenas.
Es necesario volver a resaltar que, aunque la vendan congelada, el hecho de que la merluza sea fresca tiene una gran importancia a la hora de obtener un mejor resultado. Por ello, debes acudir a tu pescadería un día antes del día que la quieras cocinar, intenta evitar los lunes, y sigue los consejos de conservación que te hemos dado previamente. A mejor calidad del producto, mayor probabilidad de éxito.

Receta paso a paso

Una vez que tenemos la merluza limpia, habrá que trocearla en rodajas de un grosor grueso. Muchas veces se trocea todo el pescado, pero aquí vamos a centrarnos en los cuatro trozos indicados para esta receta. A continuación, se sazona la merluza con sal y pimienta blanca molida.
Por otro lado, cuece los guisantes y ponte con la patata. Ésta pélala en rodajas muy finas, casi transparentes y en una cazuela de barro, en la que previamente se ha echado aceite, colócalas como base. Las dejas que se vayan haciendo a fuego lento. Mientras tanto, pon en un mortero los dientes de ajo y el perejil y machácalos a la vez que lo revuelves. Cuando ya lo tengas todo, lo vas incorporando, poco a poco, a las patatas. Echa un poco del agua con el que has cocido los guisantes y, en el caso de que fueran de conserva, un poco del agua en el que venían.
Cuando las patatas estén casi deshechas, introduce, en primer lugar, un poco del agua que viene con las puntas de espárragos y, a continuación, las rodajas de merluza que hemos cortado anteriormente. Cuando lo tengas listo, pon el fuego lento durante quince minutos para que se vaya haciendo. Puedes ayudar a que la salsa verde se ligue moviendo la cazuela en zigzag.
Por último, coloca sobre cada trozo de merluza que hayas puesto en la cazuela tres puntas de espárrago y échale salsa por encima. Después, déjalo hervir durante cinco minutos más. Éste es el momento de comprobar la sal y, en caso de que tenga poca, rectificar. Siempre es mejor echar menos sal al principio porque, una vez estés terminando esta receta navideña, podrás rectificar.

Consejos de preparación

Consejos de presentación

Normalmente, en navidad siempre hay mucha comida en las mesas y, cuando llegan los platos principales, suele ofertarse tanto carne como pescado. Por ello, la primera presentación de esta receta navideña ha de ser en la misma cazuela en la que se ha cocinado. Quedará a la vista de todo el mundo para que pueda escoger qué es lo que más le apetece comer en ese momento. 

 El hecho de que la merluza sea fresca tiene una gran importancia a la hora de obtener un mejor resultado El hecho de que la merluza sea fresca tiene una gran importancia a la hora de obtener un mejor resultado

Para aquellas personas que opten por comer merluza en salsa verde, habrá que servirla con mucho cuidado de que no se nos rompa. Para ello, con cuidado cogeremos la rodaja colocándola en mitad de un plato y la bañaremos con la salsa que hemos cocinado. En caso de que le quieras dar un color más verde, siempre podrás echarle un poco más de perejil cortado por encima a modo de adorno.

Te puede interesar

Comentarios