Menú
Castañas asadas
40 minutos | Baja

Castañas asadas

Las castañas asadas son una receta que gusta mucho cuando llega el frío, ¡descubre cómo hacerlas!

Receta archivada en: Tapas, Cocina rápida, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

Llega el otoño, el frío y a todo el mundo le apetece disfrutar de castañas asadas. Es una receta tan tradicional como fácil de hacer. El olor que desprenden los puestos de castañas instalados en la calle nos atraen como las moscas a la miel y podemos calmar esa ansia acercándonos a un puesto y llevándonos uno de sus cucuruchos. Pero también podemos prepararlas en tu hogar. Resulta bastante más económico y evita tener que salir en búsqueda de una castañera cuando se está tranquilamente en casa.

Esta receta no tiene ninguna dificultad, se prepara en poco tiempo y es de lo más apetecible en las tardes de invierno. Combina a la perfección con un plan de sofá y manta. Incluso puede servir como cena, con algún otro acompañante. Aunque lo más habitual es comer las castañas asadas hay quien las disfruta en crudo o cocidas.

Las castañas asadas son una receta que gusta mucho cuando llega el fríoLas castañas asadas son una receta que gusta mucho cuando llega el frío

Receta paso a paso

Lo primero es precalentar el horno a 200º durante un cuarto de hora. Mientras va cogiendo calor has de preparar las castañas, lo que consiste en picarlas. ¿Esto que significa? Con un pequeño cuchillo haces un corte y desprendes un trocito pequeño de castaña. Esto hará que se cocinen mejor porque el calor traspasa mejor la cáscara.

Cuando el horno esté caliente y todas las castañas picadas bastará extenderlas a lo largo de una bandeja y espolvorearlas con sal. Se cocinan durante unos 25 minutos y es recomendable removerlas de vez en cuando, para que se hagan todas por igual. Si pasado ese tiempo no están listas, déjalas un poco más y controla cada poco tiempo cómo va la cocción.

Las castañas asadas se pueden comer solasLas castañas asadas se pueden comer solas

Consejos de preparación

Es habitual que cuando compras castañas en la frutería haya alguna que no esté bien, incluso que haya podrecido, aunque se controlan antes de ponerlas a la venta. Para evitar darnos cuenta de ello cuando ya le has incado el diente es mejor revisarlas y descartarlas antes de cocinarlas, al tiempo que se les da un corte para llevar al horno.

Las castañas asadas se pueden comer solas, sin ningún otro tipo de floritura, pero es habitual acompañarlas de un vaso de leche caliente, bebida con la que combinan a la perfección. En el norte se toman con sidra dulce (la que sale del lagar antes de dejar fermentar en la barrica) y si tenéis la oportunidad de probarla os recomendamos que no la dejéis pasar.

Te puede interesar

Comentarios