Menú
Rote Grutze
30 minutos | Baja

Rote Grutze

Descubre esta deliciosa receta alemana para que tus postres sean exquisitos y saludables.

Receta archivada en: Frutas, Directo al plato, Alemana, Postres

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

La gastronomía internacional está llena de deliciosas recetas que, cada vez con más frecuencia, se están implantando en la cocina de otros muchos países. Así, podemos encontrarnos con un gran número de platos procedentes de Alemania que se están haciendo con un hueco muy importante en las cocinas españolas.

Por esta razón, hoy queremos contarte un poco más sobre una receta alemana muy típica como lo es el Rote Grutze. Se trata de un postre procedente del norte de Alemania, en el que podremos disfrutar de una mezcla exquisita y saludable de consumir los frutos rojos.
Se trata de un postre procedente del norte de AlemaniaSe trata de un postre procedente del norte de Alemania

PREPARACIÓN

Sin duda alguna, una de las principales ventajas de esta receta alemana es tanto su rapidez como su facilidad, a mano tanto de aquellos expertos en cocina como para los que no les de tan bien. 
De este modo, el primer paso de esta receta alemana será lavar muy bien toda la fruta y, en el caso de las fresas por ser el fruto de mayor tamaño, cortarlas en gajos o trozos, como más guste. De la misma manera, si los demás frutos son grandes o queréis contarlos en trozos más pequeños, lo podréis hacer sin problemas.
Una vez que tengamos toda la fruta lavada y cortada de nuestra receta alemana las pondremos en un recipiente junto al azúcar y lo removeremos hasta que todos los ingredientes se hayan unido correctamente. Tras esto, lo dejaremos reposar para que se extraiga el jugo de la fruta en contacto con el azúcar. Aunque el tiempo mínimo que debéis dejar reposar la mezcla es de 30 minutos, podéis dejarlo más tiempo y así os aseguraréis que se produzca el mayor jugo posible.
De esta manera, tendremos por un lado el jugo producido por el contacto de la fruta con el azúcar y por otro la fruta cortada en gajos o trozos. El siguiente paso será separar ambos ingredientes y calentar el jugo a fuego lento para que, una vez esté caliente, lo unamos de nuevo a la fruta y volvamos a ponerlo todo durante unos minutos al fuego, con cuidado de que no llegue a hervir.
Después de retirar nuestra receta alemana del fuego, sólo nos quedará colocarlo en un cuenco y disfrutar de un postre rico, asequible y muy sano. Además, al no llevar alcohol, supone un postre perfecto para que los más pequeños de la casa consuman este tipo de frutos. 

Consejos de preparación

Aunque todo lo que anteriormente hemos explicado es la receta alemana en su totalidad, este postre puede presentar distintas variantes así como otros complementos que lo hagan aún más rico de lo que ya es. 

Así, los amantes de los postres y alimentos ácidos también tendrán su alternativa. Para ello sólo tendremos que añadir un poco de limón justo en el momento en el que añadamos el azúcar a la fruta. Este toque de limón hará que el postre esté mucho más ácido y no tan dulce al matar en cierta parte el efecto del azúcar.

La cocina alemana está llena de buenas y ricas recetasLa cocina alemana está llena de buenas y ricas recetas

Del mismo modo, los más golosos y amantes de los lácteos y los helados también podrán ponerle la guinda a este postre. Muchas son las alternativas en cuanto a leche con este postre pero nosotros recomendamos que recurráis a helados o yogures. El toque del helado no sólo le dará el punto de leche a esta receta alemana sino que también lo hará mucho más apetecible. Para que realmente notemos los contrastes recomendamos que utilicéis helado de vainilla o nata. Si no quieres añadirle ese toque frío al postre siempre podrás recurrir a un yogur natural azucarado. 

En definitiva, la cocina alemana está llena de buenas y ricas recetas que implantar en nuestro país. Si os interesa su gastronomía también podréis ver como preparar kugelhopf o pretzels salados.

Te puede interesar

Comentarios