Menú
Queso de untar casero
15 minutos | Baja

Queso de untar casero

Existen varias formas de hacer queso de untar casero. Aquí se explican dos de los métodos que existen y ambos son muy fáciles y rápidos.

Receta archivada en: Quesos, Lácteos, Postres

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 500 gramos de yogurt griego o 1,5 litros de leche entera fresca
  • Vinagre de vino de manzana (opcional)

Receta completa

A casi todo el mundo le pirra el queso de untar. Es un complemento perfecto para las tostadas, los postres, los bocadillos o cualquier otro alimento que se te antoje. El queso crema no puede faltar en la nevera de todo amante del 'dipeo' que se precie.

Existen quesos de untar de todas clases y sabores: roquefort, camembert, chédar, con nueces, con frutos secos, con especias, etc. Esta es precisamente una de sus principales ventajas, que puede combinarse con casi cualquier aderezo.

¿Pero te has planteado alguna vez eliminar el queso crema de tu lista de la compra para empezar a fabricarlo tu mismo? Se trata de un proceso muy sencillo que, a diferencia de otros quesos, no necesita condiciones especiales o herramientas complejas para su producción. ¡Anímate y conviértete en todo un maestro quesero!

Disfruta de una rica receta muy rápida de hacerDisfruta de una rica receta muy rápida de hacer

Existen dos formas de hacer el queso de untar casero: con una se utilizará yogur griego, y con la otra leche entera. Las dos recetas ofrecen el mismo resultado y son prácticamente igual de fáciles de llevar a cabo, así que la elección que tomes dependerá de tus preferencias o de lo que tengas en la nevera en ese momento.

Elaboración con yogur griego

Si has preferido utilizar el yogur griego como materia prima para tu receta, lo único que debes hacer es verterlo sobre un trapo muy fino o una gasa de cocina y hacer un nudo para cerrarlo. Coloca el trapo sobre un colador, y éste sobre un recipiente profundo para dejar el yogur escurriendo de unas 24 a 48 horas. Cuanto más tiempo esté reposando, más compacto será el queso.

Pasado este tiempo, retíralo de la gasa y viértelo sobre un recipiente. Llegado este momento, debes hacer uso de tu imaginación y aderezar el queso con lo que más te guste: sal, pimienta, orégano, frutos secos, miel, ajo en polvo,... ¡Las posibilidades son infinitas!

Elaboración con leche entera fresca

Calienta la leche entera en el fuego o el microondas asegurándote de que no llega a hervir. Sabrás que la leche está lo suficientemente caliente cuando empiece a aparecer en su superficie una especie de velo sólido. Cuando esté lista, retira la leche del fuego y realiza la mezcla en la misma olla o cazo.

Combina tu crema de queso con lo que más te gusteombina tu crema de queso con lo que más te guste

Derrama un poco de vinagre (unas tres cucharadas) para que el cuajo empiece a formarse. Puedes agregar también un poco de sal, pero si tienes pensado que tu queso de untar sea dulce, no te pases con la cantidad. Mueve la mezcla con energía y cuidado, y déjala reposar unos cuarenta minutos. Pasado este tiempo, vuelve a calentar la leche sin que llegue a hervir y cuando ya esté lista retírala del fuego y añade otra cucharada de vinagre. Remueve de nuevo y déjala reposar otra media hora.

En este momento, el suero y el cuajo deberían estar separados, formando en la superficie del recipiente una especie de masa granulada. Coge otro recipiente para verter la mezcla usando un colador de maya. Con una cuchara, remueve y presiona con delicadeza el queso para que suelte todo el líquido que tiene.

Una vez que esté completamente seco, vierte el queso en un recipiente con tapadera y déjalo reposar unas 12 horas en la nevera. Pasado este tiempo, tú vuelves a ser quién decida cómo prefiere condimentar su queso. Incluso tomarlo solo, al natural, también puede ser una buena opción.

El último paso es disfrutar de esta maravilla de receta, y no te preocupes si sobra porque el queso de untar casero puede aguantar de unos 5 a 6 días en la nevera... ¡Ya tienes desayuno para una semana!

Te puede interesar

Comentarios