Menú
Gominolas caseras
20 minutos | Baja

Gominolas caseras

Bekia te trae una receta con la que sorprenderás a todo el mundo, sobre todo a los más pequeños: ¡unas gominolas caseras de naranja! Quizá nunca te has planteado hacerlas pensando que es algo súper elaborado, pero lo cierto es que es una receta súper rápida, sencilla, y con ingredientes muy fáciles de encontrar.

Receta archivada en: Batidos y zumos, Frutas, Comida para niños, Cocina rápida, Aperitivos

Ingredientes para Menos 10 Más personas

  • 85 gramos de gelatinas de naranja en polvo (1 sobre)
  • 18 gramos de gelatinas neutra en polvo (2 sobres)
  • 200 mililitros de zumo de naranja
  • 300 gramos de azúcar blanca + extra para el rebozado final
  • Aceite vegetal (para engrasar el molde)

Receta completa

Puede que nunca hayas creído en la posibilidad de cocinar gominolas desde tu casa, pero se puede y, de hecho, es una receta súper fácil que no te llevará más de 20 minutos. En este caso, Bekia te trae unas gominolas con sabor a naranja, pero si no te gusta esta fruta, solo tienes que cambiar el sabor de la gelatina que uses y ¡listo! Gominolas de todos los sabores y al gusto de todos. Y es que para hacer gominolas desde casa solo necesitas unos ingredientes súper básicos que encontrarás en cualquier tienda de alimentación.

Las gominolas caseras son mucho más naturales y saludables que las industrialesLas gominolas caseras son mucho más naturales y saludables que las industriales

El proceso de elaboración es también muy rápido y fácil. El resultado no tiene nada que ver con las que venden ya hechas, estas gominolas caseras son mucho más ricas, tienen una textura muy suave y un sabor inigualable. Para potenciar el sabor a naranja, Bekia recomienda usar zumo de naranja (o la fruta que prefieras) como líquido, pero también valdría agua o leche. Con esta receta conseguirás 60 unidades que serán perfectas para fiestas de cumpleaños, para tener una bandeja en casa o para regalar. A los niños, sobre todo, les encantarán.

Elaboración

La elaboración de las gominolas te llevará muy poco tiempo, sin embargo, una vez hechas no podrás comerlas hasta pasadas unas horas, pues la mezcla necesita un tiempo de reposo para que tome cuerpo y gelatinice. Empezaremos colocando en un cazo todos los ingredientes: el zumo de naranja, la gelatina de naranja en polvo, la gelatina neutra en polvo y el azúcar. Colócala a fuego lento sin que llegue a hervir y remuévela mientras tanto durante 10 minutos. En lo que se va calentando, engrasa el molde (puede ser cualquiera cuadrado o rectangular, pues luego cortaremos manualmente la masa) con unas gotas de aceite vegetal. Extiéndelo bien por la base y los laterales con los dedos y cubre bien las esquinas.

Puedes hacer gominolas de cualquier sabor: kiwi, manzana, limón, fresa...Puedes hacer gominolas de cualquier sabor: kiwi, manzana, limón, fresa...

Vierte la mezcla en el molde con cuidado de que no salpique. Déjala reposar a temperatura ambiente durante 12 horas. Cuando haya perdido temperatura, cubre el molde para que no caiga en él polvo o suciedad. Transcurrido el tiempo de reposo, desmolda sobre papel de horno vegetal. Con un cuchillo afilado corta la masa en tiras a lo ancho. Después, córtala en dados y rebózalos en azúcar. Con las cantidades de esta receta te saldrán unas 12 tiras que luego, al cortarlas, resultarán en 5 trozos cada una. El resultado, por tanto, serán 60 gominolas con forma de dados listas para consumir y disfrutar.

Consejos de preparación

- Después de calentar la masa, se puede formar una capa opaca en la superficie. Se puede dejar, pasando la mezcla al molde, o puedes retirarla para que las gominolas queden más finas.

- En caso de optar por lo segundo, pasa la base de una cuchara por encima para que esa capa se adhiera a ella. Se retirará fácilmente.

- El zumo de naranja puede sustituirse por leche o agua. Así conseguirás un sabor más suave.

- Puedes hacer gominolas con formas variadas usando bandejas de silicona, como las bandejas para hielos. Las encontrarás fácilmente en cualquier tienda de cocina. Hay con motivos de frutas varias como manzana, racimo de uvas, gajo de naranja...

- Si te decides por ese tipo de molde, asegúrate de cubrir bien con aceite todos los recovecos para que el desmoldado resulte sencillo y rápido.

Te puede interesar

Comentarios