Menú
Chile

Chile

El chile también es conocido con muchos otros nombres, como ají picante, utsu, úchu o guindilla en lugares como España. Se trata de una variedad del pimiento picante. Es un fruto que se consigue a través de diversas especies y se ha consumido a o largo de los años para la condimentación de muchos alimentos. Por otro lado, también ha sido utilizado para remedios medicinales y su uso es muy popular. Es una variedad del pimiento picante que tiene su origen en México. Tras la colonización, el chile llegó a Europa y rápidamente se extendió por todo el mundo para ser utilizado en la gastronomía y en la medicina. Aunque mucha gente piensa que se trata de una verdura, esta y las demás variedades del pimiento se consideran frutas biológicamente hablando. El intenso picor o ardor que provoca es la principal característica que define al chile, por lo que su empleo en gastronomía debe llevarse a cabo en dosis reducidas, aunque dependerá de los gustos de los comensales. Este alimento es muy utilizado en los platos de la India, Corea del Norte, Corea del Sur, Bután y México, siendo un condimento esencial en casi todas las comidas representativas de estas regiones. Los frutos de esta planta suelen ser bayas de color tanto amarillas como verdes, que poco a poco se van volviendo de un color más naranja y rojo intenso. Miden entre 2 y 5 centímetros dependiendo de la variedad de la que se trate. En los frutos maduros hay una enorme cantidad de vitamina C. En cuanto a sus propiedades, se cree que tiene analgésicas y antinflamatorias, por otro lado, también se ha demostrado que mejora la circulación de la sangre cuando se aplica sobre la piel. Además de las propiedades anteriormente citadas, sus hojas se utilizan tratar gripes, o como antiestaminicos si se toma vía oral. Los frutos son diuréticos; las raíces son digestivas; y en cuanto a las hemorroides o el reuma, también se utilizan sus frutos. El consumo de este alimento incrementa la circulación periférica y disminuye los valores de presión arterial. Igual que tiene muchas ventajas, también hay que tener en cuenta que puede irritar la piel y hay que evitar zonas sensibles como los ojos o los órganos sexuales. La sensación de ardor que produce se extrapola a cualquier lugar del cuero y hay que tener cuidado al condimentar los alimentos, para no pasarse de picante.

Recetas con Chile