Menú
Frutos del bosque

Frutos del bosque

Los frutos del bosque son un conjunto de frutas pequeñas, generalmente muy dulces o ácidas y de colores muy intensos, como rojo o violeta. La mayoría de este tipo de bayas son comestibles, pero se debe tener cuidado porque algunas de ellas son venenosas. Salvo algunas excepciones, como la fresa o las cerezas, los frutos del bosque no suelen cultivarse de forma artificial, sino que se recogen de forma autónoma por los interesados en ellas. Además de las mencionadas anteriormente, las bayas más comunes que se emplean en la cocina son los arándonos, las frambuesas, las zarzamoras, la zarzaparrilla y el madroño. Sin embargo, dependiendo del tipo de bosque, se pueden encontrar distintos tipos de frutos que difieren mucho unos de otros. Normalmente, este tipo de frutas se emplean en postres o dulces, como aderezo para bizcochos, yogures, batidos o tartas. Sin embargo, también pueden utilizarse para condimentar platos salados, como quesos, patés, foie gras, cócteles de gambas o carnes y pescados, aportando a la receta un toque diferente y especial. Los frutos rojos, además de deliciosos, son perfectos para frenar el envejecimiento y para prevenir enfermedades cardiovasculares. Están platos de antioxidantes, por lo que comer de forma regular frutos del bosque puede ayudar a que tu cuerpo se mantenga mejor.

Recetas con Frutos del bosque