Menú
Mermelada casera perfecta
90 min | Baja

Mermelada casera perfecta

¿Quieres conseguir unas tostadas perfectadas? Descubre cómo hacer una mermelada perfecta y que te quede riquísima.

Receta archivada en: Mermeladas, Postres

Ingredientes para Menos 6 Más personas

Receta completa

La mermelada es un acompañamiento genial para numerosos ingredientes. Puedes tomarla como salsa para la carne, como toque para tus quesos o incluso para unas buenas tostadas por la mañana. Sin embargo en los supermercados encontramos numerosas mermeladas prefabricadas que no tienen el sabor auténtico de la fruta. Es muy diferente la mermelada que podemos hacer en nuestra casa. 

Por ello, para que tengas la mermelada casera perfecta, te dejamos aquí una receta de como hacer una mermelada de fresas que podrás utilizar para sorprender a tus invitados o para disfrutar de ella en casa. Además es una idea perfecta para utilizar esas fresas que no terminas de comerte. Muchas veces compramos una caja de fresas, nos tomamos unas cuantas y el resto se quedan en la nevera y no sabemos como utilizarla. Hacer una mermelada es una solución genial. 
[img=La mermelada es un acompañamiento genial para numerosos ingredientes]https://img.bekia.es/cocina/0000/141/1.jpg[/img]

Elaboración de la receta

Lo primero que tenemos que hacer es lavar perfectamente todas las fresas. Una vez que las tengamos lista tenemos que quitarle la parte que no debemos utilizar. Esto es el tallo. Lo más fácil es coger una pajita e introducirla por la parte inferior de la fresa. Así nos quedaremos con el centro de la fresa y con la rama verde que sobre sale. Esto lo tiraremos. De todas formas si prefieres puedes cortarle el rabito y dejar la parte interior, amargará un poco pero apenas lo notarás. 
Una vez que las tengas córtalas en pequeños trozos. Cada fresa en uno seis trozos es suficiente. Después ponlas en una cazuela, mejor que tenga fondo para que no salpique. Añade el azúcar removiendo poco a poco. Recuerda ponerlo a fuego lento para que no se quemen. Después coge el limón y sácale el zumo. Añade también a la cazuela ese zumo. 
Es mejor que la cazuela esté tapada y que de vez en cuando vayas levantando la tapa y removiendo. La tendremos así mas o menos durante una hora, hasta que las fresas estén totalmente deshechas. Durante la cocción puedes ir aplastando las fresas para que después no tengas que pasarle la batidora. Así quedará algo más rústica. Aun así si prefieres que no quede ningún trozo también puedes pasarle la batidora y te quedará una mezcla totalmente homogénea. 
Después apartamos la cazuela del fuego y las dejaremos enfriar. Así tendrás una mermelada casera perfecta.  Un truco para saber si está perfecta es poner un poco de la mermelada en un plato mientras se enfría. Este poco se enfriará pronto, cuando lo esté moveremos el plato, si no se mueve es que está lista. Ten en cuenta que cuando se enfría la mermelada espesará más. Por ello si al principio te parece que está algo líquida es normal. Recuerda ponerlo en un bote con tapa para que se conserve bien.
La fruta no debe estar ni muy verde ni muy maduraLa fruta no debe estar ni muy verde ni muy madura

Consejos de preparación

Consejos de preparación

Como seguro que sabes la materia prima para esta elaboración es primordial. Por ello al ser elaborado con frutas es lógico que utilicemos en cada momento las frutas de la temporada. Así el punto de maduración será el correcto y tendremos frutas mucho más naturales. 
La fruta no debe estar ni muy verde ni muy madura. Si utilizamos frutas maduras tendrán una gran cantidad de pectina por lo que será más difícil que espese la mermelada. Además si utilizamos fruta más verde la mermelada no tendrá tanto sabor y quedará algo más amarga. 
Un consejo es dejar la fruta macerar en el azúcar antes de ponerlo al fuego. Cuanto más tiempo lo dejes así más fácil se disolverá en el fuego y mayor sabor tendrá.

Te puede interesar

Comentarios