Menú
Qué puedo comer con una dieta alcalina

Qué puedo comer con una dieta alcalina

Si quieres hacer una dieta alcalina descubre qué puedes comer para seguirla correctamente.

La dieta alcalina es una dieta que se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos y que consiste en comer alimentos que son altamente depurativos y con una alta densidad nutricional. El objetivo principal que busca cuando hacemos con la dieta alcalina es que nuestro pH dentro del rango considerado como saludable, sea más alcalino que ácido (entre 7,35 y 7,45).

Para conseguir que nuestro pH sea ligeramente alcalino podemos hacerlo a través de la ingesta de alimentos. La consecuencia de ello es que vamos a gozar de una salud mejor y vamos a sentirnos más sanos.

La comida que se come en la dieta alcalina es verduras, legumbres, frutas, cereales y semillasLa comida que se come en la dieta alcalina es verduras, legumbres, frutas, cereales y semillas

¿Qué puedo comer con una dieta alcalina?

La salud de nuestro cuerpo depende de cómo nos alimentamos y, por ello, lo primero que busca la dieta alcalina es mejorar nuestra salud a través de los alimentos. Según los expertos, hay ciertas enfermedades, como por ejemplo enfermedades cardiovasculares, de riñón, de pulmones, de hígado e, incluso, algunos tipos de cáncer. La dieta alcalina no está considerada como una dieta de adelgazamiento, pero lo que es una realidad es que cuando las personas realizan este tipo de dieta adelgazan porque la comida que se hace es muy sana, natural y sin grasas.

Básicamente la comida que se come en la dieta alcalina es verduras, legumbres, frutas, cereales y semillas. A continuación vamos a describir cómo sería un menú perfecto para llevar a cabo una dieta alcalina.

Desayuno

Lo primero que tenemos que hacer nada más levantarnos y en ayunas es tomar un vaso de agua con un chorrito de limón exprimido para que nuestro organismo se limpie de toxinas. Una vez hayamos depurado el cuerpo podemos recurrir a diferentes opciones para el desayuno. Por un lado, los batidos o licuados de vegetales y frutas son ideales para empezar el día con fuerzas. Entre los alimentos destacados para hacer los licuados tenemos que destacar la remolacha, espinacas, apio, perejil, hierbabuena, brócoli, manzana, pera, pepino, fresa, jengibre o cúrcuma.

Comenzar el día con un desayuno completo es lo que nos va a hacer que tengamos fuerzas para el resto de la jornada, por lo que añadir a esta comida pan y cereales nos va a asegurar una mayor salud. Tenemos que tener en cuenta que los cereales y el pan siempre tenemos que tomarlo en su versión integral porque si lo tomamos refinado estaremos hablando de una comida ácida, y por lo tanto no nos sirve para una dieta alcalina.

La leche, que también es un alimento que solemos usar mucho en el desayuno, tiene que ser en su versión vegetal, ya que estas son más alcalinas que la leche de vaca o de cabra. Entre las leches de origen vegetal podemos destacar la leche de avena, de coco, de almendras, de avellanas, de arroz o de nueces.

Comida

Cuando se trate de comer al mediodía, la mejor opción para una dieta alcalina es comer legumbres. Si queremos conseguir proteínas de origen vegetal y de alto valor biológico podemos mezclarlas con un cereal como por ejemplo el arroz. Añadirle carne a las legumbres no es muy recomendable si estamos haciendo la dieta alcalina porque esta es ácida, podemos ponerle un poco para que nuestro organismo adquiera proteínas, pero no demasiada.

Para consumir las verduras podemos hacerlas, por un lado, en ensalada mezclando varios vegetales distintos y verduras. También podemos hacer las verduras a la plancha con un poquito de aceite de oliva y añadiéndole especias.

Es por ello que desde Bekia te recomendamos como opción perfecta para una comida alcalina un arroz integral con verduras o un guiso de quinoa, ya que esta es mucho más saludable que la carne y tiene un alto contenido en proteínas.

Las cenas como en todo tipo de dietas es convenientes realizarlas ligerasLas cenas como en todo tipo de dietas es convenientes realizarlas ligeras

Cena

Las cenas, como en todo tipo de dietas es convenientes realizarlas ligeras y no incluir tampoco alimentos de origen animal. Un buen plato de verduras al vapor o una buena ensalada completa con muchas verduras son las opciones más recomendables para este tipo de dietas, ya que son sanas y equilibradas.

Tenemos que tener en cuenta que la fruta no es una opción recomendable para la cena porque al acostarnos no vamos a metabolizar bien los azúcares de la fruta. Si queremos hacer una cena a base de fruta tenemos que tener en cuenta que tenemos que hacerla unas horas antes de irnos a la cama para que a nuestro organismo le de tiempo a metabolizarlo y a digerirlo bien.

Las sopas y los purés de verdura también son una buena opción para las cenas de una dieta alcalina, ya que tienen todos los nutrientes y los beneficios de las verduras.

Entrehoras

Cuando queramos hacer un tentempié saludable, ya sea en la media mañana o en la media tarde, la dieta alcalina se centra sobretodo en las frutas. Una o varias piezas de fruta o, si lo preferimos un jugo de frutas, puede convertirse en la opción perfecta para ello.

La dieta alcalina es fundamental seguirla a rajatabla si lo que queremos es que nuestra salud sea óptima, pero también es muy importante para que nuestra vida sea saludable es tener buena salud mental y emocional, ya que esto también afecta a la acidez de nuestro organismo.

Te puede interesar