Menú
Caramelo

Caramelo

El caramelo es un alimento ideal tanto para postres dulces como para muchas recetas. El caramelo está preparado con azúcar y se consigue mediante la cocción del mismo. Se puede consumir tanto en líquido como en sólido, dependiendo de la receta que se vaya a realizar que se opte por uno o por otro. Lo habitual es que en las recetas se utilice el líquido ya que el caramelo sólido se consume dejándolo derretir en la boca para disfrutar del sabor. También existen caramelos sin azúcar realizados con edulcorantes para evitar todas las consecuencias negativas del azúcar en la salud (sobre todo para personas con diabetes o con sobrepeso). El caramelo por tanto es un complemento para postres e incluso para platos principales que pueden dar un sabor especial y muy dulce a la receta que se quiera elaborar. El caramelo es fácil de conseguir y siempre quedará delicioso para los comensales. Desde la Antigüedad ya se elaboraban caramelos con miel, lactosa, jengibre o regaliz, porque nos e conocía el azúcar de la manera que se conoce actualmente. Los caramelos comenzaron a elaborarse para proporcionar una gran fuente de energía en los largos viajes. El caramelo como tal se inventó en el año 1820, y a producción industrial llegó a Estados Unidos en 1850. Fue en 1930 cuando comenzaron a fabricarse en España.

Recetas con Caramelo