Menú

El té es una infusión elaborada con las hojas y los brotes de la Camellia Sinensis, conocida como la 'planta del té'. Su cultivo es originario de la China continental, India, Sri Lanka, Taiwán, Japón, Nepal, Australia, Argentina y Kenia. Se caracteriza por su sabor amargo y sus cualidades astringentes. Su consumo (especialmente del té verde) es beneficioso para la salud por contener, principalmente, antioxidantes pero también catequinos, entre otros, que le dota de cualidades antiinflamatorias y neuroprotectoras. Sus receptores canabinoides ayudan a disminuir el dolor y las náuseas, siendo así también un calmante. Está también demostrado que su consumo en personas mayores ayuda a prevenir los infartos así como reducir el riesgo de deterioro cognitivo y osteoporosis. El té se caracteriza especialmente por su amplia variedad denominados principalmente por la tonalidad de adquiere a la hora de ser mezclados con agua caliente. Se diferencian también por el grado de oxidación de las hojas durante su elaboración: - Té blanco: hojas jóvenes sin oxidar. - Té verde: sin oxidación. - Té azul (también 'oolong'): oxidación media. - Té negro: oxidación completa. - Té rojo: característico por su tiempo de fermentación, que puede ir de los 2 años a los 60. - Té matcha: es té verde molido. - Té amarillo: oxidación mínima cercana al del azul pero con sabor parecido al blanco y al verde. Estas son la variantes más conocidas aunque pueden encontrar otras muchas especialmente en las regiones asiáticas debido a su alto consumo. A nivel mundial, la popularidad de esta bebida sólo es superada por el agua.

Recetas con Té