Menú
Membrillo

Membrillo

El membrillo es el fruto del membrillero, árbol de la familia de las Rosáceas. El membrillo es una fruta con un escaso contenido de azúcares, y por tanto un bajo aporte calórico. Lo bueno de este fruto es que además de poder hacer postres con él hay quienes lo utilizan para hacer también primeros platos. Este fruto se clasifica como climatérico, con una elevada sensibilidad al etileno, y su vida en postcosecha alcanza de 2 a 3 meses. Las condiciones óptimas para que se conserve bien y se pueda consumir sin perder las propiedades son a 0 °C y con una humedad relativa próxima a 90%. El membrillo es un fruto duro, astringente y agrio por lo que no es usual comerlo crudo. Se usa para hacer mermelada, compota y pudin, o puede pelarse para posteriormente asarlo. Gracias a su fuerte aroma se puede utilizar como complemento para pasteles, mermeladas u otros postres. Además tampoco hay que olvidar que el membrillo se emplea para hacer también el conocido 'dulce de membrillo', ideal para comerlo con un poco de queso. Asimismo, más allá de la cocina, el membrillo es muy aromático, por lo que se puede emplear también para la fabricación de ambientadores caseros, aportándole a la casa o al coche un olor inigualable.

Recetas con Membrillo