Menú
Las mejores calles para irse de tapas por Madrid

Las mejores calles para irse de tapas por Madrid

Si te gustan las tapas y viajas a Madrid, descubre algunos rincones para irse de tapas en la capital española y conocer su gastronomía.

Irse de tapas es una de las múltiples ofertas que Madrid pone a tú disposición para que lo disfrutes. Sin embargo no cualquier zona ni bar es el adecuado para irse de tapas por las calles madrileñas. La capital puede ser muy traicionera y es que no debes fiarte de cualquier sitio. Madrid está lleno de bares, miles de bares donde elegir, por ello tomar la decisión correcta es bastante complicado. Sin embargo no ocurre si sabes a donde ir. Hay ciertas calles madrileñas que se caracterizan por ser expertas en tapeos y es ellas es difícil fallar. Por ello y para que no sufran ni tu paladar ni tu bolsillo, te comentamos las mejores calles para irse de tapas por Madrid.

Calle Ponzano

Ponzano es ese lugar que está entre calle fiestera y de tapeo, donde los locales tienen porteros debido a la gran cantidad de gente que se acumula en su interior, donde es imposible encontrar un sitio libre pero donde si vas, seguro que vuelves. Desde hace un tiempo Ponzano es una de las calles de moda en Madrid. La solución perfecta para una tarde de viernes, o de sábado, o de domingo.

Pero además en Ponzano encuentras algunos de los más excelentes restaurantes de tapeos de la capital. Una inmensa variedad donde elegir, unos locales perfectos para el posturoo pero donde el sabor es lo primordial. Entre todos ellos vamos a destacar algunos donde no puedes dejar de ir.

Hay ciertas calles madrileñas que se caracterizan por ser expertas en tapeos y es ellas es difícil fallarHay ciertas calles madrileñas que se caracterizan por ser expertas en tapeos y es ellas es difícil fallar

La sala de despiece está considerado como uno de los locales cumbres de la gastronomía madrileña. Toda una experiencia de la que podrás disfrutar eso sí, si eres el primero en llegar. En este local la gente comienza a llegar sobre las 7 de la tarde para conseguir uno de los ansiados papeles azules. Ese será tu ticket de entrada, aunque tengas que darte una vuelta de dos horas para volver después. No pasarás por la sala de despiece sin visitar su famosa sala de espera. Allí tómate una cerveza, para acompañar a las patatas fritas artesanas que te regalarán.

Las caras de felicidad se observan entre los comensales una vez que llegan al restaurante y es que no solo la comida es excelente, también el trato es magnífico. Terminarán unas elaboradísimas creaciones delante de ti para que la experiencia sea completa. Recuerda, hay básicos que no puedes dejar de pedir como por ejemplo el Rolex o el solomillo. Aun así te pidas lo que te pidas te encantará. (Calle Ponzano, 11)

Otro de los básicos de la calle Ponzano es Lambuzo. Esta taberna al más estilo andaluz traída directamente desde el sur por dos hermanos gaditanos. El pescaito frito típico de la zona, la ensaladilla con el mejor langostino o las croquetas de diferentes sabores como las de tortillita de camarones. Lambuzo es el lugar perfecto para disfrutar de una comida con amigos a un precio excelente. Si vas, recuerda pedir alguna de las dos mini hamburguesas que realizan, la de rabo de toro o la de atún, toda una delicia. (Calle Ponzano, 8)

Ponzano cuenta con otros locales excelentes como la taberna Averías, donde la chacinas los quesos y los vinos cobran protagonismo, DeAtun, donde disfrutar de los mejores platos de atún de almadraba o Picsa, para ampliar aún más la oferta gastronómica de la calle. No lo olvides, si quieres disfrutar de una velada estupenda con amigos, familia o pareja, acude a la calle Ponzano.

Calle Pez

En pleno barrio de Malasaña se levanta una de las calles de moda de Madrid para tapear. Hablamos de la calle Pez. Más que una calle parece una gran familia, cada local erige su nombre con el Pez delante, aunque hay excepciones, para que quede claro su seña de indentidad. La calle pez es lo mejor de la movida madrileña, es la gastronomía sencilla pero exquisita, es un lugar al que acudir para conocer las entrañas de Madrid.

Después de tomarte unas cañas en el famoso Palentino tienes por delante todo un abanico de posibilidades para irte de tapas por esta estupenda calle. Párate en La Bruta. Allí todo está tan bueno que cada cual te recomendará algo diferente, lo que es buena señal. Además podrás disfrutar de una amplia variedad de vinos para acompañar una estupenda comida. (Calle Pez, 11)

Casi al final de esta aventura se encuentra el Pez Tortilla. Un local donde se encuentra una de las mejores tortillas de patatas de Madrid. De diferentes mezclas de sabores, como la de tomate seco, parmesano y albahaca o la de chistorra. Además una oferta similar con croquetas, algunas clásicas como las de cocido madrileño y otras más atrevidas por ejemplo de pollo al curry. Y ya esta. No necesitas nada más. En el Pez Tortilla su oferta gastronómica se resume a tortillas y croquetas. Sin embargo no puedes pasar por Madrid sin probarlas, y sin tomarte alguna de sus variedades de cervezas artesanas. (Calle Pez, 36)

Per además las hamburguesas del Zombie Bar, la comida cajún de Gumbo o las carnes a la parrilla de Calle 30. Y para terminar cierra la noche en Dry Bar con un estupendo coctel o si eres más de café pásate por el Hanso Café, que sin duda ellos sabrán hacerte feliz.

En Cava Baja se encuentra una seña de identidad Casa LucioEn Cava Baja se encuentra una seña de identidad Casa Lucio

Cava Baja

Sin duda una referencia gastronómica en pleno barrio de La Latina. Cava Baja es el madrileño más puro pero además el más nuevo, donde los madrileños diferentes les gusta juntarse, donde los conocidos como perroflautas se han convertido en los mejores hipster. Allí no podrás ir tan solo a tapear, querrás quedarte a vivir en uno de los barrios de ambiente de la capital.

En Cava Baja se encuentra una seña de identidad Casa Lucio. Donde por si no lo sabías dicen que se realizan los mejores huevos rotos del país. Nadie como el le ha sacado tanto partido a un plato. Lucio se ha convertido en un local por el que desfilan desde políticos hasta Hollywood. Tú también deberías ir a probarlos y dar tu valoración. (Calle Cava Baja, 35)

La Antoñita es otro de los básicos de esta calle. Donde la tradición y el sabor aún no se han perdido. El ejemplo perfecto de la comida casera y rica, sobre todo rica. La ensaladilla rusa, las patatas bravas o el bocadillo de calamar. La Antoñita parece una carta de productos típicos españoles. (Calle Cava Baja, 16)

También se concentra en esta magnífica calle la Taberna de Conspiradores, un trozito de extremadura traído directamente a la capital, o el también extranjero Orixe, la cocina gallega servida para enamorar. Julián de Tolosa es otro de los locales que no puedes dejar de visitar, sobre todo por sus estupendas alubias. Y para los amantes de los sabores de Andalucía, visiten Casa Curro, donde nada más entrar le darán ganas de bailar unas sevillanas.

Existen otras calles referentes en tapeo, sin embargo aquí te dejamos tres para que puedas comenzar a disfrutar de la gastronomía madrileña por el lugar correcto.

Te puede interesar

Comentarios