Menú
3h | Baja

Tarta de queso

Aprende a hacer una rica tarta de queso tradicional y deliciosa

Receta archivada en: Tartas, Postres

Ingredientes para Menos 6 Más personas

  • 100 gramos de galletas
  • 40 gramos de mantequilla
  • 350 gramos de nata
  • 40 gramos de azúcar
  • 350 gramos de queso de untar
  • Cuajada en polvo (un sobre)
  • 1 tarrina de mermelada (el sabor que prefieras)

Receta completa

La tarta de queso es uno de los postres preferidos de muchos y con el que seguro que aciertas a la hora de prepararlo ya que es en realidad bastante sencillo. Hay diferentes versiones de esta tarda, puede ser al horno o fría. Aquí os traemos la más sencilla de todas y con ingredientes muy sencillos de conseguir también. Esta es una tarta de queso fría a base de queso de untar.

</strong>La tarta de queso es uno de los postres preferidos de muchos <strong>La tarta de queso es uno de los postres preferidos de muchos 

La receta original de la tarta de queso viene de muchos siglos atrás, comenzó en la Antigua Grecia. Allí la tomaban pero de forma muy diferente ya que era un gran aporte de proteínas. Después se fue extendiendo por Europa con diferentes versiones y al cabo de los tiempos la receta va cambiando mucho. Por último con os movimientos migratorios de Europa a América llegó a los Estados Unidos una primer versión de la tarta de queso. Fue allí donde decidieron hacer la receta fría, sin llegar a utilizar el horno y es por ello esta receta que os traemos originaria de los Estados Unidos.

Elaboración

Para comenzar con la base trituramos las galletas. Las mejores para este tipo de tarta son las normales, es decir las tipos Galleta maría. Sin embargo las que más te recomendamos son las Digestive, son buenísimas para la tarta de queso fría. Un truco para hacer que sea algo más salada es ponerle a estas galletas una pizca de sal. Le dará un toque genial. Cuando tenemos una arena de galleta añadimos la mantequilla y mezclamos bien. Se quedará una especie de masa amoldable. Eso será la base de nuestra tarta. 
El mejor molde para este tipo de tartas es aquel que se puede abrir, es decir desmontable. Te recomendamos que te hagas con uno. Entonces ponemos la mezcla de galletas y mantequilla al fondo del molde haciendo una capa fina que sea igual por todas partes. Mientras hacemos la otra parte métela en la nevera. 
Después preparamos el relleno. Es tan fácil como añadir toda la nata, el azúcar, el queso y remover bien. Lo mejor es utilizar una batidora ya que sino puede ser un poco difícil hacer una buena mezcla. Sin embargo si  no tienes ningún aparato eléctrico que te ayude a remover puedes usar unas varillas aunque será más difícil. 
Una vez que tengas una mezcla homogénea ponlo encima de la base de galletas. Esta debe estar bastante dura para que la mezcla del queso no sobrepase a las galletas. Además si no está dura y fría lo que conseguiremos es que las galletas se empapen y no nos quedarán crujientes. 
Ya tenemos casi lista nuestra tarta tan solo queda meter en el frigorífico unas horas para que se enfríe bien y cuaje. Esperaremos más o menos una hora antes de poner la mermelada encima. Lo normal es añadirle mermelada de frambuesa, frutas del bosque, arándanos o incluso fresa. Cubrimos bien toda la superficie y volvemos a meter a la nevera. Después de alrededor de dos horas ya tendremos lista nuestra tarta de queso tan solo para disfrutarla. Además podemos ponerle unas frutas en su superficie. 

Después de alrededor de dos horas ya tendremos lista nuestra tarta de quesoDespués de alrededor de dos horas ya tendremos lista nuestra tarta de queso

Consejos de preparación

Las que más le pegan son las mismas que os hemos comentado para la mermelada. Es decir, frutos del bosque o fresas. Si eres un amante del chocolate hay muchas personas que añaden además toques de chocolate, negro, con leche o incluso blanco  a sus tartas de queso. Está en tu gusto.

Te puede interesar

Comentarios