Menú
1 hora | Baja

Tarta de queso con mermelada de fresa

¿A quién no le gusta una exquisita tarta de queso? Ahora podrás elaborarla en casa siguiendo esta receta fácil para preparar una tarta de queso sin horno.

Receta archivada en: Tartas, Quesos, Mermeladas , Postres

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 100 gramos de margarina
  • 200 gramos de galletas
  • 1 tarrina de queso de untar
  • 350 mililitros de nata de cocinar
  • Mermelada de fresa
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 5 láminas de gelatinas

Receta paso a paso

1 Trituramos las galletas, derretimos en el microondas la margarina y mezclamos. Cubrimos la base del molde con esta mezcla por completo.

2 En un cazo calentamos la nata y añadimos el azúcar, removiendo con una pala de madera para que se deshaga. Después incorporamos la tarrina de queso para que se deshaga. Nos ayudamos con la pala para que derrita más fácilmente. 

3 Añadimos las láminas de gelatinas ( se pueden desmenuzar antes de echarlas) para que se derritan con el calor de la mezcla de la tarta de queso. 

4 Cuando no queden grumos vertimos la mezcla sobre la base de galletas y dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de meterla al frigorífico para que cuaje. 

Tarta de queso con mermelada de fresaTarta de queso con mermelada de fresa

Receta completa

¿Te apetece un postre ligero y con sabor exquisito? La tarta de queso se puede hacer de distintas maneras pero, si no dispones de horno para hacer la tradicional tarta de queso, aquí os mostramos una receta mucho más fácil con la que solo tendréis que disponer de unas horas antes de comerla. 

Con ayuda de un mortero comenzamos a triturar las galletas poco a poco. También se puede utilizar un robot de cocina para hacerlo mucho más rápido. Si se tiene un rodillo, otra opción para desmenuzar las galletas es ponerlas en una bolsa hermética y machacarlas con cuidado con el rodillo hasta conseguir que las galletas estén casi como harina. 

Consigue una base deliciosa

Calentamos unos segundos la margarina en el microondas para que se derrita casi del todo. Ponemos las galletas en el molde donde vayamos a preparar nuestra tarta de queso, cubriéndolas con la margarina. Mezcla con las manos las galletas y la margarina hasta crear una masa con la que luego tendrás que cubrir el fondo del recipiente para que quede una buena base de galleta. Si faltan huecos por cubrir, tendrás que triturar un poco más de galletas con un poco de margarina para dejarlo todo bien cubierto. 

Tarta de quesoIntenta que se quede la base lo mas uniforme posible

En un cazo mediano ponemos a calentar la nata a fuego medio, añadiendo las cucharadas de azúcar, sin dejar de remover en ningún momento. Añadimos la tarrina de queso de untar a temperatura ambiente y, con la ayuda de la pala, la deshacemos mientras continuamos removiendo la mezcla para que no se pegue en el fondo. Por último, añadimos las laminas de gelatinas que pueden haber estado hidratándose durante unos minutos con agua a temperatura ambiente o bien secas, removiendo hasta que se deshaga y quede una mezcla homogénea. 

Vertimos la mezcla en el molde, sobre la base de galletas que habíamos preparado anteriormente y dejamos que repose a temperatura ambiente hasta que pierda el calor del fuego. Finalmente tenemos que meter nuestra tarta al frigorífico para que solidifique durante 3 o 4 horas aunque también podemos dejarla durante toda la noche. Recuerda taparla con papel transparente con el fin de aislarla ligeramente del frío del frigorífico. 

Mermelada de FresaCualquier mermelada o sirope combina bien con la tarta de queso

Para servir coloca la mermelada que más te guste por encima repartiéndola bien para que quede toda la superficie de la tarta de queso cubierta con ella y, con el fin de darle una mejor presentación, decórala con trozos de fruta.  En nuestro caso hemos utilizado mermelada de fresa que combina a la perfección con la tarta de queso. Si no tienes mermelada en tu casa puedes aprender a hacerla en casa con esta sencilla receta

¡Que aproveche!

Consejos de preparación

- Para que no quede muy espesa o bien si parece poca cantidad, puedes añadir un vaso de leche a la mezcla.

- Regula el azúcar según lo dulce que quieras que esté la tarta. 

Te puede interesar

Comentarios