Menú
20 min | Baja

Tabulé

Descubre la receta de tabulé y disfruta de una comida sana y baja en calorías

Receta archivada en: Legumbres

Ingredientes para Menos 5 Más personas

  • 1 kilo de cous cous
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande
  • 1 pimiento verde
  • 3 tomates
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de hierbabuena picada
  • 1 tarrina de aceituna negras
  • 2 cilantro natural
  • 2 cilantro ramas naturales
  • 1 vaso de limón zumo
  • 1 cucharada de pimienta molida negra
  • Sal al gusto

Receta completa

Preparación, paso a paso

Para la elaboración del plato de tabulé, necesitamos una fuente mediana con fondo hondo, donde volcaremos y removeremos todos los ingredientes que forman el tabulé. Únicamente utilizaremos este recipiente para su preparación y para su posteriormente servir. O bien, utilizamos un recipiente hondo para la elaboración y otro para el emplatado. Eso va en función de cómo lo vayamos a consumir, si como aperitivo, plato único o acompañamiento de otro producto principal.

El cous cous tiene varias posibilidades a la hora de elaborarlo, esto varía en función de la marca de cous cous que utilicemos. Lo más sencillo, para no equivocarnos, es seguir las medidas y pautas que te indicará en el reverso de la caja/bolsa del cous cous que compres. Si no te aparece nada, la lógica preparación de éste es utilizar la misma medida de cous cous que de agua.

El cous cous tiene varias posibilidades a la hora de elaborarloEl cous cous tiene varias posibilidades a la hora de elaborarlo

En el caso de esta receta con la que nos guiaremos en ingrediente y cantidades para 5 o 6 personas, pondremos en el recipiente donde vamos a volcar todos los ingredientes el cous cous que vamos a utilizar, por ejemplo 1  kg, por lo que tendremos que poner a calentar y a dejar hasta su ebullición, 1 litro de agua. 

Una vez el agua esté caliente, la echamos sobre el cous cous, removemos muy bien para que las bolas no se queden babosas ni pegadas entre sí formando una masa y luego lo tapamos para que vaya reposando, sin olvidarnos de ir moviéndolo cada 10-20 segundos. Cuando esté casi hecho, le echamos sal y el aceite, y seguimos removiendo. 

Mientras se va preparando el cous cous, picaremos en trozos muy pequeños el tomate, la cebolla y el pimiento verde. El tomate es importante quitarle el jugo que suelta, las pepitas que tiene en su interior y dejarlo limpio de piel. Una vez terminado y preparado el cous cous las bolas deben quedar sueltas- echamos el pimiento, la cebolla y el tomate picado. 

Seguidamente, echamos las pasas, cuantas más echemos, más sabor dulzón nos aportará al tabulé por lo que lo recomendado es ir probando hasta conseguir el punto que más te guste. Picamos la hierbabuena y el cilantro, e igual que lo anteriormente citado, iremos probando hasta conseguir el equilibrio entre dulce, salado y agrio que queremos conseguir. Posteriormente, echaremos las aceitunas negras que para que resulte más cómodo comerlas con todo los demás ingredientes juntos, las cortaremos en finas rebanadas. 

Mientras vamos mezclando los ingredientes y vamos consiguiendo el punto de sabor que nos guste, debemos ir también regulándolo de sal y de pimienta negra molida. Para terminar, echaremos zumo de limón que será quien le aporte la textura más fresca y nos permitirá que el tabulé no se quede demasiado seco. 

Acompañamiento

El tabulé puede ser plato principalEl tabulé puede ser plato principal

El tabulé puede ser plato principal, es muy completo y nutritivo, como aperitivo, o si nos echamos menos cantidad un acompañamiento- a modo ensalada fresca- para las carnes más pesadas. 
Si los utilizamos como plato principal, podemos acompañarlo con rebanadas de pan de cristal, puestas en los laterales del plato. También podemos utilizar el golpe de efecto que aporta el color negro de las aceitunas negras- rompe con los llamativos colores del plato- y presentarlas enteras, un par de ellas en el centro del tabulé.

Una forma de emplatado, si lo queremos como aperitivo, es ponerlo en unas cucharas de porcelana/cerámica para poder consumirlo directamente desde la cuchara. Queda muy original. También puedes poner el tabulé en forma redondeada con un molde especial para ello, y acompañarlos de pequeños botes de cristal- los puedes encontrar en cualquier tienda de decoración- donde se encuentre el jugo de limón o zumo de lima otra opción muy buena- y que el comensal se eche el jugo a su gusto. 

O incluso, podemos acompañarlo además con pequeños cuencos con todos los ingredientes que forman el tabulé y así el comensal, aunque ya tenga preparado su plato, puede añadirle los ingredientes que más le hayan gustado del plato en el momento que lo desee. 

Consejos de preparación

Esta es la versión clásica de la receta del tabulé, pero podemos modificarla con ingredientes originales, refrescantes que nos ayuden a crear nuevos platos versionados desde el tabulé base. 

Por ejemplo, usar los ingredientes principales como son el pimiento, el tomate, la cebolla, pasas y la hierbabuena y a partir de estos, añadir los que más nos gusten a nosotros, como trozos de naranja, mango, pepino o cualquier otro producto que ligue con este plato y que se complemente con el resto de ingredientes que lo forman.

Te puede interesar

Comentarios