Menú
45min | Baja

Sushi casero

Si te gusta la comida japonesa, descubre cómo hacer un sushi casero y fácil

Receta archivada en: Pescados, Japonesa, Platos principales

Ingredientes para Menos 6 Más personas

  • Arroz glutinoso (un paquete)
  • Alga (en láminas)
  • 1 lomo de atún (o salmón)
  • 150 mililitros de vinagre blanco
  • 150 gramos de azúcar
  • 50 gramos de sal

Receta completa

Cada vez son más las personas que se suman al fenómeno nipón. Desde el extremo oriente nos llega una de sus comidas más típicas y tradicionales. El sushi es todo un acontecimiento de masas hoy en día, por eso te presentamos una receta muy fácil con la que poder sorprender a tus amigos o familiares en una cena informal.  

 

Para poder preparar un sushi de primera calidad tienes que hacerte con una serie de ingredientes imprescindiblesPara poder preparar un sushi de primera calidad tienes que hacerte con una serie de ingredientes imprescindibles

Para conseguir que todo nos salga a la perfección, tenemos que hacer una visita a la pescadería más buena que tengamos cerca. Debemos comprar pescado fresco y bien limpio, sin que tenga rastros de anisaki, que podría ser perjudicial para nuestra salud si lo ingerimos. Como no vamos a cocinar más que el arroz, lo que necesitamos es que nos den ejemplares libres de este contenido.  
 
Por lo tanto, para poder preparar un sushi de primera calidad en nuestra casa nos tenemos que hacer con una serie de ingredientes imprescindibles. Con ellos podremos hacer nigiris, que son bolas compactas de arroz con pescado por encima; y makis, que es el arroz recubierto de algas, el tipo que más conocemos. Con esta receta de una hora de duración tendremos para unas seis personas, aunque seguro que te sobrará para repetir al día siguiente y guardar el arroz.  

Cómo preparar el arroz  

Primero, debemos lavar bien todo el arroz que utilizaremos. Para ellos nos tenemos que hacer con un bol hondo y añadir agua al arroz. Mientras frotamos bien con las manos, el líquido se pondrá blanco, ya que está soltando el almidón. Por eso, este proceso puede llevarte un rato y hasta ocho lavados. Seguiremos con este proceso hasta que deje de salir el almidón.  
 
A continuación, podemos empezar a cocer el arroz. Para ello necesitaremos un cazo o una olla profunda, aunque es mejor si conseguimos una arrocera eléctrica. Hay que calcular bien la cantidad de arroz ya que hay que añadir el doble de agua y dejar que hierva durante unos 20-25 minutos, pero controlando todo el tiempo. No necesitamos poner sal ni aceite en el agua al cocerlo, ya que no es una receta española. Así que nos abstendremos de este paso tan típico en nuestro país.  
 
Cuando este paso esté ya finalizado, procederemos a sacar el arroz del fuego y lo dejaremos dentro de un bol seco. Se tiene que quedar suelto, para más adelante poder manipularlo. Por lo tanto, no tiene que quedar como los arroces típicos de nuestras recetas.  
 
Mientras se está enfriando, por otro lado iremos preparando un mejunje que consistirá en 150ml de vinagre blanco, 150gr de azúcar y 50gr de sal. Esto lo verteremos en el bol donde tenemos reposando el arroz, de forma paulatina y removiendo siempre con una pala de cocina de madera. Hay que seguir hasta que todo esté bien mezclado y el arroz empiece a estar frío, ya que es sushi no es un plato caliente. Aunque también podemos abanicar e ir moviendo las zonas más calientes.  

Hacer tus propios roll

Para poder realizar unos maki en condiciones, una vez tengamos el arroz ya listo, nos tenemos que preparar una mesa limpia con los ingredientes que vayamos a necesitar. Como el pescado seleccionado no se tiene que cocinar, sino cortar solo en tiras largas y finas, el sushi que preparemos a continuación será a gusto de cada uno.  
 
Mediante la ayuda de las esterillas especiales para sushi, las láminas de alga y un bol con agua templada, iremos haciendo uso de nuestras propias manos y de un cuchillo afilado, para ir cortando más adelante. Por lo tanto, hay que lavarse bien antes de empezar a preparar nada.  
 
Primeramente, se colocará sobre la esterilla una lámina de alga y esparciremos el arroz sobre esta con los dedos mojados, para evitar que se nos peguen los granos. La cantidad no es exacta, pero sí que podemos ir cogiendo hasta que veamos que toda la superficie el alga queda cubierta de manera uniforme. Y tampoco hay que llenarla excesivamente, ya que todavía quedan pasos.  
 
A continuación, colocaremos una o varias tiras de salmón o atún. Es mejor no mezclar ambos pescados, ya que el sabor quedaría raro y con el sushi tratamos de potenciar la textura de cada una de las piezas por separado. Las tiras se colocarán pegadas y cerca de uno de los extremos del alga, de manera que queden paralelas a la parte más corta de la lámina. Podemos añadirle todos los ingredientes que queramos. Más adelante te daremos algunos consejos sobre aquellos que mejor vayan con los maki.  
 
Después procederemos con el enrollado. Para ello tenemos que tener los dedos húmedos para evitar que el alga se nos rompa o fracture. Presionando desde uno de los extremos más cortos, iremos rodando y la superficie de la lámina quedará siempre por fuera. Así hasta que lleguemos al otro extremo. No te preocupes por las vueltas que puedas dar, ya que cuanto más compacto esté todo, mejor se podrá cortar y comer.  
 

No se te olvide combinar tus piezas de maki o nigiri con un poco de salsa de sojaNo se te olvide combinar tus piezas de maki o nigiri con un poco de salsa de soja

Finalmente, queda cortar el rollito que se nos ha quedado. Para ello necesitamos un cuchillo afilado y limpio. Con cuidado, y mojando siempre antes la hoja, partiremos en rodajas. De este proceso nos saldrán unos ocho makis, aproximadamente.  

Consejos de preparación

Para acompañar a tus piezas de sushi podemos proponerte una serie de ingredientes que darán un toque especial. Aunque puedan parecer mezclas un tanto extrañas, el resultado será positivo. Puedes poner uno, varios o todos a la vez: zanahoria rallada,aguacate fresco cortado en tiras o pepino laminado. No se te olvide combinar tus piezas de maki o nigiri con un poco de salsa de soja, o de arroz si lo prefieres, y una pizca de wasabi para los más atrevidos.  

 

Otro consejo de preparación que puedes adquirir es el de cambiar el salmón o el atún por otro tipo de ingredientes secretos, como los gambas. Ambas tienen que estar bien cocidas, pero sin hacer a la plancha, ya que se necesita una textura como el del pescado crudo, no crugiente. Eso sí, las gambas tienen que estar bien peladas.

Te puede interesar

Comentarios