Menú
45 min. | Baja

Pollo al ajillo

Una de las elaboraciones de la gastronomía española tradicional es el pollo al ajillo. Aquí podrás aprender a hacer esta sencilla receta con la que disfrutarán con los tuyos.

Receta archivada en: Aves, Salsas, Celíacos (comida sin gluten), Sartén, Española, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 1 pollo cortado
  • 7 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 200 mililitros de vino blanco de Jerez
  • Aceite de Oliva
  • Sal
  • Pimienta

Receta completa

El pollo al ajillo es una receta tradicional española muy sencilla de preparar y que, gracias al uso del ajo, le da al pollo un sabor excepcional. En poco más de media hora puedes tener preparada esta receta para disfrutar en familia o con amigos. 

Pollo al ajilloDebido a su bajo contenido graso, el pollo es la carne que más se utiliza en la cocina saludable

El pollo lo compraremos ya troceado desde la carnicería o, en el caso de saber cómo trocearlo también lo podremos hacer en casa. Procuraremos quitarle la grasa de la carne para que el resultado no nos quede demasiado grasiento. La piel del pollo también aporta más grasa a este plato pero si te gusta tomarla, puedes dejarla. 

Una vez listo el pollo, reservaremos tras salpimentarlo al gusto por todos los trozos. Prepararemos la cazuela donde cocinaremos todos los ingredientes. Añadiremos aceite hasta que cubramos, por completo, la base de la cazuela y apenas tenga un poco de grosor. Seleccionaremos 7 dientes de ajo y, sin pelar, saltearemos en la cazuela a fuego medio para que los ajos comiencen a ponerse blandos procurando que no se quemen. También puedes picarlos para cocinarlos más desmenuzados. 

De esa forma, el aceite quedará aromatizado gracias a los ajos y dejará ese gusto en el pollo. Reservaremos los ajos fuera del fuego y añadiremos los trozos del pollo junto a las hojas de laurel. Podemos añadirle otras hierbas aromáticas al gusto como puede ser el romero o el tomillo. Cocinaremos durante 15 minutos aproximadamente, dejando que se haga por completo el pollo quedando tierno por dentro y crujiente por fuera

Pollo al ajilloEl ajo de esta receta puedes dejarlo entero o bien trocearlo al gusto

Pasado ese tiempo, agregaremos los dientes de ajo y el vino blanco, dejando que se cocine el tiempo que sea necesario para que el alcohol se evapore y el vino se reduzca lo máximo posible, hasta dejar una salsa más o menos espesa. Podemos preparar una ensalada para colocar en el centro y así acompañar a este delicioso plato de pollo que serviremos bien caliente. 

Consejos de preparación

- También hay una variante de esta receta hecha con conejo. Tan sólo debes seguir estas mismas pautas pero con la carne de un conejo. 

- Se le puede añadir un poco de caldo de pollo para la salsa, dejando que se reduzca junto al vino. 

Te puede interesar

Comentarios