Menú
Pastel de salmón
45min | Baja

Pastel de salmón

El pastel de salmón es un plato sencillo en cuanto a los ingredientes que lo forman y a su elaboración, perfecto como aperitivo frío y para compartir entre varias personas. Cada porción de pastel tendrá un valor calórico aproximado de 340 calorías. ¡Descubre cómo hacerlo!

Receta archivada en: Pescados, Directo al plato, Platos principales

Ingredientes para Menos 5 Más personas

Receta paso a paso

Receta completa

Receta paso a paso

Esta receta es muy sencilla y permite miles de variaciones en cuanto a los ingredientes con lo que vamos a elaborarlo. En este caso, vamos a utilizar los ingredientes clásicos y los que mejor ligan con este plato, aunque, podemos ir modificándolos a nuestro gusto y asú podremos tener muchas más versiones de una misma receta. 

Para empezar, compraremos dos láminas de bizcocho ya preparadas, la encontraremos en cualquier supermercado en la sección de repostería, donde se encuentra el azúcar. No merece la pena prepararlo casero (aunque podemos hacerlo) ya que estos que viene hechos están igual de buenos y muy conseguidos. Cogeremos una de las láminas que harán de base del bizcocho. 

 Debes comprar dos láminas de bizcocho ya preparadas Debes comprar dos láminas de bizcocho ya preparadas

Antes de comenzar, coceremos los 3 huevos para tenerlos listos cuando acabemos de elaborar toda la receta. A continuación, en un bol hondo picaremos en trozos muy pequeños la lechuga y le iremos incorporando brotes de colores, picados también para que tenga color nuestro plato. Estas lechugas harán la base de nuestro pastel frío. 

Seguidamente, vertimos el atún bien escurrido y lo esparcimos desmigado. Movemos bien para que se esparza entre todas las lechugas. Después, añadimos en trozos las láminas de salmón ahumado. Las alcaparras es importante que sean las que vienen solo la bola, no con el rabo, que además tienen un tamaño pequeño perfecto para este tipo de platos.

El penúltimo paso será picar el huevo duro y esparcimos las yemas como si se tratara de polvo, por encima de todo. Añadimos la sal y removemos todo bien.

Para finalizar, debemos mezclar todos los ingredientes con mahonesa, para darle un toque de sabor más intenso. Una vez tengamos todo mezclado, iremos rellenando la besa de la lámina y luego, le ponemos la otra base por encima. 

Consejos de preparación

Como hemos dicho anteriormente, este plato es susceptible a múltiples cambios y posibilidades a la hora de variar los ingredientes, te vamos a orientar sobre las posibilidades más comunes.

El salmón ahumado es un pescado ahumado que viene muy bien para todo tipo de ensaladillas o pasteles fríos, pero también lo podéis hacer con el bacalao ahumado. Son sabores diferentes, pero ligan muy bien ambos con los ingredientes de base que se utilizan para esta receta.

El atún es el pescado de conserva que adopta un sabor más suave que el resto, pero si quieres que el plato sea más gourmet, puedes cambiarlo por caballa o ventresca. Eso sí, controla las cantidades ya que éstos son mucho más intensos y fuertes que el atún y pueden anular los sabores del resto de productos.

La mayonesa es la salsa básica y la perfecta protagonista para los pasteles fríos, pero si queremos darle un toque diferente, podemos cambiarla por salsa rosa, salsa de yogurt o algo más éxito como el curry y mango (ya vienen preparadas también). Aplica el consejo anterior también para aquí, debemos controlar la cantidad porque son sabores mucho más fuertes. 

Las alcaparras ayudan a aportar al plato un toque algo mas agrio y picante. En el caso de que no gustarle ese sabor, no es imprescindible como ingrediente o bien, puede cambiarlo por otro similar pero no tan intenso, como puede ser, unas gotas de lima exprimida o aceitunas verdes sin hueso, picadas en trozos pequeños.

Al pastel de salmón puedes añadirle algunos ingredientes que jugean una buena combinación, como puede ser la cebolla frita, espárragos blancos cortados en trozos pequeños, ligarlo con queso rallado o incluso, manteniendo los ingredientes de base como la lechuga, cambiar por completo el plato y hacerlo con otros ingredientes como gambas troceadas, salchichas, bacon o cualquier producto que pueda servir para esta receta.

Consejos de preparación

Es un plato que por su gran volumen, se suele utilizar como aperitivo. Tenemos dos opciones para poderlo servir, uno a modo de "tarta", y ponerlo en un plato redondo donde lo partamos en triángulos o bien, partirlo en cuadrados y presentarlo de forma individual.

Es un plato que por su gran volumenEs un plato que por su gran volumen

Si decidimos ponerlo en el centro, le podemos hacer un guiño a la tarta y colocarlo en un plato redondo (las láminas del bizcocho vienen con esa forma) y podemos presentarlo partido en triángulos para que los comensales vayan cogiendo según les apetezca. Podemos poner palillos pinchados en cada triangulo para que resulte más sencillo cogerlo.

En caso de presentarlo de forma individual, es mejor presentarlo en cuadrados pequeños (así no obligamos a comer mucha cantidad), en un plato llano pequeño. Por ejemplo, podemos poner dos cuadrados pequeños y decorarlo con una hojita de hierbabuena por encima o con varios trozos de tomate cherry partido por la mitad en los lados.

Te puede interesar

Comentarios