Menú
45 min | Baja

Leche frita

La leche frita es uno de los postres más tradicionales que se pueden hacer hoy en día. ¿Te gusta la leche frita? Más te gustará hacerla.

Receta archivada en: Lácteos, Postres

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 1 litro de leche
  • 5 cucharadas de maicena
  • 3 huevos (yemas)
  • 100 gramos de azúcar
  • 1 limón (cáscara)
  • 50 gramos de azúcar molido
  • Canela en polvo
  • 1 huevo batido
  • Aceite de oliva
  • Mantequilla

Receta completa

La receta

La leche frita es uno de los postres más tradicionales que se pueden hacer hoy en día. Sin mucho esfuerzo, se puede llevar a cabo una receta que garantiza un éxito para toda aquella comida o cena que se precie. En muchos casos, la leche frita es una receta que tiene un añadido sentimental ya que ha sido transmitida a través de las distintas generaciones de una misma familia. Por lo tanto, si sumas su sencillez y el contexto familiar en el que se enmarca, es una actividad perfecta para poder cocinar con nuestros hijos. 

La leche frita es uno de los postres más tradicionales que se pueden hacer hoy en díaLa leche frita es uno de los postres más tradicionales que se pueden hacer hoy en día

Paso a paso

En primer lugar, ha de mezclarse leche, azúcar, un palo de canela y la cáscara de limón en una cazuela a fuego lento. No eches toda la leche ya que necesitarás utilizarla más adelante, así que reserva una pequeña parte en un vaso. En el caso del azúcar, echa únicamente la mitad. Cuando ya tengas toda la mezcla vertida en la cazuela a fuego lentos, deja que se haga durante cinco minutos y, cuando pasen, retira la canela y la cáscara.
Por otra parte, en otro recipiente, echa el resto del azúcar la harina de maicena, las tres yemas y el pequeño vaso que has reservado de leche. Una vez junto lo mezclas dándole tantas vueltas sean necesarias para que se junte correctamente. Vuelves a prestar atención a la mezcla que tienes al fuego y, cuando empiece a hervir, viertes la que acabas de hacer en otro recipiente. En este punto, es muy importante que remuevas todo todas las veces que sea necesario con una cuchara de manera. Normalmente, será durante dos o tres minutos, pero el tiempo lo marcará la crema que estamos haciendo, ya que será necesario que, al acabar este paso, haya espesado.
A continuación, habrá que preparar una fuente para poder echar nuestra crema de leche frita. Para ello, habrá que coger una que tenga forma cuadrada y engrasarla con mantequilla. Cuando ya esté lista, tendremos que verter nuestra mezcla y esperar a que ésta enfríe. 
Una vez esté fría, con cuidado, habrá que cortarla en cuadrados pensando en que su tamaño ha de ser para comer en, como mucho, dos bocados. En un bol, pon el huevo batido al lado de la harina y comienza a pasar los cuadrados por ambos ingredientes antes de freírlos en una sartén con aceite caliente.
Una vez fritos, sácalos con cuidado y ponlos en un recipiente donde espolvorearlos con azúcar molido y canela en polvo. Dependerá del gusto de cada persona el comer la leche frita caliente o fría. Una vez hecha, puede conservarse tanto en la nevera como a temperatura ambiente.

Consejos de preparación

Presentación

La leche frita no requiere de una gran presentación, ya que, en la mayor parte de los casos, se trata de un postre que se pone en mitad de la mesa y cada uno va cogiendo los pedazos que quiera. Aun así, en caso de que se quiera hacer una presentación individualizada de cada plato de leche frita, será necesario coger, como mínimo, dos cuadrados y ubicarlos de forma estratégica y bonita en un plato, A continuación, se espolvoreará por encima el azúcar o la canela para darle un toque de color, a la par que de sabor.

Una vez hecha, puede conservarse tanto en la nevera como a temperatura ambiente.Una vez hecha, puede conservarse tanto en la nevera como a temperatura ambiente.

Para los adultos, existe la posibilidad de que la leche frita pueda ser acompañada de algún licor. Todo esto dependerá de los gustos personales de cada uno así que, el que opte por esta opción, escogerá el licor que más le guste y regará, en su justa medida, la leche frita para que ésta se empape y coja el sabor.

Te puede interesar

Comentarios