Menú
Gazpacho con aceite de cebollino
30 minutos | Baja

Gazpacho con aceite de cebollino

Para el verano o cualquier época del año, un gazpacho con aceite de cebollino siempre sentará bien. Aprende la receta.

Receta archivada en: Sopas y cremas, Verduras y hortalizas, Directo al plato, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

Al hablar de dieta mediterránea es inevitable que se nos venga a la cabeza uno de los platos más destacados por excelencia como lo es el gazpacho. Una receta que en diversas ocasiones suelen confundir con otra de las mismas características como es el salmorejo. 

Hoy en Bekia queremos contaros algunos datos sobre el origen del gazpacho y los ingredientes estrella que debes utilizar para que te salga perfecto y de camino también contaros como llevar a cabo una variación de la receta, como es el gazpacho con aceite de cebollino, y hacer de una simple receta un plato para enmarcar y sorprender a tus invitados.

El gazpacho es uno de los platos estrella de la dieta mediterráneaEl gazpacho es uno de los platos estrella de la dieta mediterránea

Origen del gazpacho

El gazpacho, como todos sabemos, es una crema fría elaborada con una mezcla de migas de pan, tomate, aceite de oliva y otras verduras que lo convierten en una receta muy sana y nutritiva. Pero lo cierto es que el gazpacho no siempre ha contado con los mismo ingredientes ya que en sus inicios, cuando era el plato principal que alimentaba a los campesinos, el gazpacho constaba tan sólo de una mezcla de migas de pan, aceite de oliva y vinagre. Poco a poco el plato fue evolucionando hasta llegar a lo que conocemos hoy en día así como las variedades que surgen en los distintos puntos del sur de España y Portugal, como el gazpacho con aceite de cebollino. 

Elaboración de la receta

El primer paso para elaborar nuestro gazpacho con aceite de cebollino será preparar la base principal, es decir, la sopa fría, como si preparásemos un gazpacho normal. Para ello pondremos el trozo de pan que hayamos cogido en remojo ya que será la forma en la que lo añadamos posteriormente al resto de ingredientes.
Por otro lado, pelaremos y cortaremos los tomates en gajos o trozos. No tiene que ser perfecto ya que estos tomates irán triturados junto con el resto de verduras e ingredientes. Además de los tomates, también cortaremos los pimientos y el medio pepino una vez que le hayamos quitado la piel. Por su parte, el ajo lo picaremos muy bien y le quitaremos la parte central con la finalidad de que no nos aporte demasiado sabor hasta el punto de llegar a resultar fuerte. Con respecto al ajo cabe señalar que podemos variar la cantidad según nuestro gusto.
Una vez que tengamos todos los ingredientes pelados y cortados, los pondremos en un recipiente y añadiremos el pan que anteriormente habíamos puesto en remojo después de pegarle un escurrido. El paso de escurrir el pan es importante ya que de por sí el gazpacho cuenta con verduras muy ricas en agua y puede ser demasiado si no lo escurrimos.

El gazpacho es una crema fría bastante nutritivaEl gazpacho es una crema fría bastante nutritiva

Tras poner todos los ingredientes anteriores en un cuenco o recipiente, lo rociaremos bien con aceite de oliva, vinagre y sal al gusto del cocinero, para después triturarlo y valorar qué cantidad de agua debemos añadir para conseguir la textura deseada.
Acabado este paso ya tendremos el gazpacho acabado y ahora sólo nos quedará elaborar el aceite de cebollino con el cual terminaremos de aderezar el plato. Para ello tan sólo tendremos que picar bien el cebollino y unirlo en un recipiente con una buena cantidad de aceite. Lo batiremos todo muy bien y una vez lo tengamos tan sólo tendremos que rociarlo por encima de la sopa fría dando lugar a nuestro gazpacho con aceite de cebollino.

Te puede interesar

Comentarios