Menú
30 min | Baja

Galletas bajas en calorías

Descubre unas galletas bajas en calorías para disfrutar del dulce incluso cuando estés a dieta.

Receta archivada en: Cereales, Bollería, Cocina rápida, Postres

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 350 gramos de harina de avena
  • 1 vaso de leche vegetal
  • 1 levadura sobre
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pizca de canela
  • Edulcorante

Receta completa

Cuidar de nuestra salud y de nuestro físico se ha convertido en los últimos tiempos en algo que todo el mundo tenemos muy en cuenta a la hora de llevar a cabo nuestros hábitos alimentarios. Consumir más verduras, incluir en nuestra dieta alimentos integrales e, incluso, adaptar recetas de toda la vida a su versión más light, son hábitos que cada vez se dan más en la sociedad que vivimos.

 Pero ¿A quién no le gusta de vez en cuando incluir en su dieta un bocadito dulce? ¿Por qué tenemos que renunciar a tomar un postre o un snack pudiendo adaptar su versión original por una más saludable? Desde Bekia, apostamos por llevar un estilo de vida saludable sin renunciar a los grandes placeres de la vida. Porque una alimentación sana no significa comer de forma aburrida. 

En este caso, las galletas son uno de los alimentos que siempre tratamos de evitar cuando nos encontramos en un plan de control de peso ya que estas contienen muchas grasas insaturadas e hidrogenadas, y esto repercute negativamente a nuestra salud. ¿Cuántas veces has pensado atracar el armario de las galletas, pero te has contenido por las consecuencias que estas pueden tener en tu dieta? Pues se acabó. Adaptar las galletas a una versión bajas en calorías es mucho más fácil de lo que crees, solo hay que tener un poco de tiempo e imaginación.

Las galletas bajas en calorías están elaboradas con avenaLas galletas bajas en calorías están elaboradas con avena

Galletas bajas en calorías

Para conseguir una versión de las galletas bajas en calorías solo hace falta sustituir los ingredientes que hemos utilizado toda la vida por su versión más saludable.  Cambiar el trigo por la avena no solo reducirá de forma considerable las grasas y calorías, también añadirá a tu organismo multitud de propiedades como por ejemplo favorecer el tránsito intestinal, ya que aporta mucha fibra, contienen gran cantidad de vitaminas, minerales como hierro y cinc, y provoca en nuestro organismo un efecto saciante durante más tiempo.

Sustituye el chocolate por trozos de fruta. Añadir a nuestras galletas plátano, manzana o frutos rojos nos permite jugar con nuestra receta y conseguir resultados diferentes y exquisitos que conseguirán que no nos aburramos de comer siempre lo mismo. Sustituye el chocolate por alguna de estas frutas y disfruta de galletas más saludables con un toque diferente.

Por último, otra clave para conseguir que tus galletas sean bajas en calorías y grasas es cambiar el azúcar por algún edulcorante acalórico como por ejemplo la sacarina, la stevia o el ciclamato. Para este caso no conviene utilizar aspartamo, ya que cuando lo sometemos a altas temperaturas, su función endulzante se convierte en acidulante y conseguiremos un resultado contrario al esperado. 

No utilizar aceites, mantequillas o margarinas. El uso de ingredientes como estos solo aportará a tu organismo grasas que, aunque aporten a nuestro organismo propiedades buenas, no permitirán que perdamos peso. 

Es importante cambiar el azúcar por miel o steviaEs importante cambiar el azúcar por miel o stevia

¿Cómo preparar nuestras galletas bajas en calorías?

- Primero en un bol grande añadiremos todos los ingredientes en seco y removemos bien hasta que quede todo bien triturado.

- Calentamos la leche durante 1 minuto aproximadamente en el microondas.

- Añadimos la leche en el bol con los ingredientes anteriores y removemos bien con la ayuda de una espátula hasta que quede una mezcla homogénea. 

- Una vez hemos mezclado todo bien y tenemos una masa, la extenderemos en una servilleta hasta dejar un grosor más bien finito.

- Hacemos las formas de las galletas con la ayuda de un molde o un vaso y las ponemos en la bandeja del horno.

- Precalentar el horno a 200º y horneamos la masa durante unos 20 minutos hasta que veamos que están doraditas.

- Sacamos las galletas del horno, dejamos enfriar.

¡Et voilá! Ya podemos disfrutar de nuestras galletas bajas en calorías sin tener que preocuparnos de engordar.

Consejos de preparación

Te puede interesar

Comentarios