Menú
Flan casero al baño maría
1h | Baja

Flan casero al baño maría

El flan es un postre que le gusta a todo el mundo por su buen sabor, pero si además es casero... ¡estará delicioso!

Receta archivada en: Lácteos, Postres

Ingredientes para Menos 6 Más personas

  • 6 huevos
  • 250 gramos de azúcar
  • 3 vasos de leche

Receta paso a paso

Receta completa

Se acercan las festividades grandes del año y con ellas las comilonas en familia, pero sobre todo los dulces postres que las acompañan. Natillas, arroz con leche, polvorones, mantecados, bizcochos o tortas son algunos de los platos que escogemos como colofón de un menú puramente navideño. Dentro de esa lista de delicias culinarias, vamos a presentarte la manera más sencilla y fácil de hacer un rico flan casero para todos.  

 
La receta que te adjuntamos a continuación se hace al baño maría, que permite que su sabor, consistencia y durabilidad se maximicen. Este postre es uno de los más codiciados, porque siempre nos trae recuerdos de la infancia y hace que nos reunamos en torno a un mismo plato, compartiendo más momentos en familia.  
 

El flan al baño maría es un postre muy fácil de hacerEl flan al baño maría es un postre muy fácil de hacer

Postres que se hacen solos

La cantidad de ingredientes que te mostramos será para tomarlo entre 6-8 personas, aproximadamente. Si no, puedes rebajar proporcionalmente las medidas o hacerlo igual de grande y guardarlo para más días, ya que el flan casero se conserva bueno en la nevera hasta cinco días. Eso sí, antes de nada debes hacerte con un molde para hacer flanes que sea de un tamaño considerable.   
 
Primero, batiremos los seis huevos enteros en un recipiente hondo y que no es el molde para el flan -este lo utilizaremos más adelante-. Habrá quienes prefiera separar la clara del huevo, pero para esta receta no será necesario, así aprovecharemos todo el producto y nos quitaremos trabajo de encima. Hay que removerlos hasta que el color sea uniforme y quede todo bien líquido.  
 
A continuación, añadiremos el azúcar. Para este segundo paso solo necesitaremos unas 10 cucharadas grandes de total del azúcar escogido. Si lo preferís, la medida aproximada es de unos 160gr., un poco más de la mitad.  
 
A este proceso añadiremos también los tres vasos de leche sobre la mezcla y lo batiremos todo bien. Se removerá durante unos minutos hasta que veamos que todo queda de manera uniforme y no quedan apenas grumos en la mezcla. Este recipiente y el mejunje que acabamos de obtener los dejaremos reposar a temperatura ambiente, mientras que por otro lado iremos avanzando con el resto de los pasos.  
 
Una vez apartada la combinación de huevos, azúcar y leche, procederemos a calentar el horno a 180º por arriba y por abajo. Dentro de él introduciremos un recipiente con agua. Este envase debe ser más ancho que la base del molde para el flan -que todavía no lo hemos utilizado- y hay que llenarlo bastante, pero no hasta el borde, ya que luego tendremos que ponerlo dentro y el líquido puede caerse dentro del electrodoméstico.
 
Mientras que el horno se está calentando, cogeremos un cazo y lo calentaremos con el azúcar sobrante dentro. Este paso es para conseguir el caramelo que baña la parte alta del flan casero. Para que no se nos pegue al fondo del recipiente, habrá que removerlo todo el tiempo hasta que veamos que se termina de hacer líquido y el color adquiere una tonalidad marrón. Hay que le hecha un par de gotas para que no se pegue, aunque puede perder un poco de su sabor dulzón.  
 

El flan casero se dejará reposar durante unos minutos a temperatura ambienteEl flan casero se dejará reposar durante unos minutos a temperatura ambiente

Cuando tengamos el caramelo listo lo sacamos del fuego inmediatamente y lo vertemos en el molde para el flan casero. Este debe quedarse bien repartido por el fondo y los lados, aunque no es necesario que se embadurne todo el borde entero.  
 
Una vez tengamos esto listo, procederemos a introducir la mezcla del flan que hemos realizado al principio. Para evitar que queden grumos en el conjunto, podemos utilizar un colador para pasarlo de un recipiente a otro.  
 
En el momento en el que esté todo bien extendido y con el molde bien lleno, lo meteremos con cuidado sobre el agua, que ya estará caliente, que había cociéndose en el horno. El líquido es el que dará ese baño maría particular mientras se termina de hacer nuestro flan casero, que tardará unos 45 minutos como mínimo.  
 
Para comprobar si está hecho o no, podemos ir probando con un palillo y pinchar la base -que es la parte que se ha quedado descubierta, ya que luego le daremos la vuelta-. Si vemos que sale mojado, significa que la masa todavía no está lista; pero, si por el contrario observamos que el palillo sale totalmente seco, es que nuestro postre estará listo para sacarse.  

Consejos de preparación

El flan casero se dejará reposar durante unos minutos a temperatura ambiente para que se enfríe y termine de condensarse. Una vez esté templado, le daremos la vuelta y tenemos dos opciones: o meterlo en la nevera para que se enfríe y se conserve para más adelante, o directamente probar una buena cucharada.  
 
Y ya está. Tras unos 60 minutos para que se termine de realizar este postre sencillo y que se hace prácticamente solo en cuestión de tiempo, podemos ser el anfitrión perfecto con este flan casero que seguro que es un éxito. Eso sí, debe comerse entre muchos, ya que es un plato pensado para más gente.

Te puede interesar

Comentarios