Menú
Ensaladilla rumana
30 minutos | Baja

Ensaladilla rumana

La ensaladilla rumana nada tiene que ver con la ensaladilla rusa, descubre en qué consiste y disfrútala

Receta archivada en: Carnes, Verduras y hortalizas, Directo al plato, Rumana, Platos principales

Ingredientes para Menos 8 Más personas

Receta completa

No es lo mismo hablar de ensaladilla rumana que rusa, al igual que no es igual la carne que el pescado. Y es que ahí es donde radica la gran diferencia entre la eterna conocida ensaladilla rusa con su homónima rumana. Mientras que la primera consiste en una mezcla de ingredientes basados en el atún y los trocitos de surimi, la segunda añade pepinillos y carne de pollo.

Elaboración de la receta

Primero, para empezar a preparar la ensaladilla, se debe poner una olla con agua y hervirla con un chorrito de aceite y un puñado de sal. Este contenido se deja a fuego alto hasta que hierva y se le puedan añadir el resto de los ingredientes.

No es lo mismo hablar de ensaladilla rumana que rusaNo es lo mismo hablar de ensaladilla rumana que rusa

Mientras tanto, se deben lavar, pelar y cortar en dados las patatas, las zanahorias y los pepinillos, dejando estos últimos aparte. Se introducen luego en el agua una vez rompa a hervir esta y se dejan cocer solas durante 15 minutos a fuego fuerte. Una vez transcurra ese tiempo, se sacan del fuego y se escurren bien las patatas y las zanahorias. Luego se dejan enfriar mientras se siguen los demás pasos.

A continuación, se hierven también las pechugas de pollo en otro cazo con agua hirviendo, un puñado de sal y un chorrito más de aceite para que le de sabor. La carne no se hace a la plancha o se cocinan de la manera habitual porque no se va a comer de manera sola, sino que formará parte del condimento básico para la ensaladilla. Una vez se hiervan bien ambas pechugas y estén tiernas por dentro, se sacan y se dejan enfriar. Este proceso puede tardar unos 15 minutos, aproximadamente, ya que depende en gran medida del grosor de la carne seleccionada.

Finalmente, se cortan en dado también las pechugas cocidas y se mezclan todos los ingredientes en un mismo recipiente. A este mix, se le añaden los 400 gramos de mayonesa, aunque puede verterse la cantidad que se quiera dependiendo del gusto de cada uno, y se remueve todo hasta que se forme una pasta homogénea.

Antes de servir, lo más recomendable es dejar que se enfríe todo el contenido antes de mezclar cada parte. Así, una vez se pongan todos los ingredientes en común, se puede añadir la mayonesa a la ensaladilla y dejar que se enfríe unos minutos en la nevera. Lo mejor es tratar de cubrir el plato o recipiente en el que se haya puesto con un poco de papel de film transparente o con una tapa si se puede, para que así el aire no oxide la mayonesa ni haga que pierda parte de su sabor.

Antes de servir, lo más recomendable es dejar que se enfríe todo el contenidoAntes de servir, lo más recomendable es dejar que se enfríe todo el contenido

Consejos de preparación

La ensaladilla rumana, al igual que la rusa o cualquier otro plato que contenga mayonesa, no dura mucho, por lo que se recomienda su consumición durante dos días como máximo. Tanto por la pérdida del sabor como por la calidad de su contenido, los ingredientes que contiene no son lo suficientemente resistentes como para dejarse preparado este condimento el resto de la semana.
A la hora de servir la ensaladilla, se puede hacer de manera más profesional con ayuda de moldes. Estos se rellenan y se les da la forma que se quiera. Lo habitual es que sean redondos, por lo que podemos añadir unas pocas tiras de ralladura de zanahoria por encima, para que quede una decoración más precisa.

Te puede interesar

Comentarios