Menú
15 minutos | Baja

Crema Chantilly

La crema chantilly tiene origen francés y sus orígenes remontan al siglo XVIII. Descubre esta rápida receta para disfrutar.

Receta archivada en: Sopas y cremas, Cocina rápida, Francesa, Postres

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 1 litro de nata para montar
  • 200 gramos de azúcar
  • 7 gramos de vainilla en esencia
  • Hielo

Receta completa

La crema chantilly tiene nombre francés y sus orígenes se remontan al país galo durante el siglo XVIII. Incluso se habla de natas muy cremosas y con sabor avainillado durante un siglo antes, aunque no es la receta que conocemos hoy por la ausencia de azúcar. Digna de reyes y nobles, esta receta hacía las delicias de los invitados a los banquetes reales como postre y acompañamiento.  

 
Este tipo de crema se asemeja mucho a la nata montada, solo que es más azucarada y tiene una base realizada con esencia de vainilla. Aunque hay para toda clase de gusto, ya que existen muchos formatos y distintos sabores con lo que aderezar esta receta.  
Este tipo de crema se asemeja mucho a la nata montadaEste tipo de crema se asemeja mucho a la nata montada
 
La crema Chantilly no es difícil de prepara para las manos más expertas, pero los iniciados en la repostería deben aprender cuándo la base, la nata en este caso concreto, está en su punto. Por eso el grado de esta receta se califica como medio, ya que montar la nata no resulta fácil a todos. También por el tiempo que se emplea al realizar este paso tan importante a mano.  
 
Si lo hacemos a mano, tardaremos el doble de tiempo -como mucho 20 minutos de preparación y batido-, aunque el resultado es el mismo. Si no, podemos preparar la crema con ayuda de varillas de metal eléctricas, que nos dejarán el postre listo en menos de diez minutos.  
 
Primero, tal y como se ha indicado, se debe montar la nata. El recipiente donde se haga debe estar dentro de otro más grande, que tendrá el hielo que hemos indicado en los ingredientes, para evitar que en este proceso se pueda cortar. Se batirá la nata hasta que veamos que se empieza a montar, pero no del todo.  
 
Luego, se añadirán los 200 gramos del azúcar blanco. De manera pausada y sin dejar de batir con fuerza, se vierte también la cucharadita pequeña de la esencia de vainilla. Este último ingrediente se puede cambiar por el que más nos guste, aunque esta es la receta más tradicional. Se sigue removiendo durante unos cinco minutos más hasta conseguir que se monte del todo.  
La crema Chantilly tiene múltiples versionesLa crema Chantilly tiene múltiples versiones
 
El resultado de la crema que se acaba de preparar se introduce en una manga pastelera. De esta manera, a la hora de servirlo como aditivo a los postres, el acabado Chantilly tendrá la forma deseada y más apetecible.  
 
Una vez se haya terminado de utilizar la crema, lo que sobre debe guardarse en la nevera, para que se conserve siempre fría. Se dice que puede durar hasta seis meses si se mantiene siempre dentro del refrigerador, aunque no es recomendable que pase tanto tiempo, tanto por la calidad del sabor como por la salud, para evitar que se corte y pueda sentar mal.  
 

Consejos de preparación

Como se ha indicado al principio, la crema Chantilly tiene múltiples versiones. También se puede probar a hacerla de café, canela, chocolate... Eso sí, es empalagosa, pero deliciosa; por lo que es recomendable hacer las cantidades que vayamos a utilizar lo más ajustadas posibles, para no dejarlas olvidadas o esperar a que se ponga mala. Es perfecta para decorar recetas de repostería o para acompañar una fresca bola de helado en verano.

Te puede interesar

Comentarios