Menú
10 minutos | Baja

Carpaccio de melón con jamón

Si te gusta el melón y también el jamón, no podrás evitar que te encante esta sencilla y fácil receta.

Receta archivada en: Frutas, Carnes, Cocina rápida, Aperitivos

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

Receta completa

Receta completa

El melón con jamón es uno de los platos típicos del verano en España. La frescura del melón y lo exquisito del jamón serrano hace que sean pocas las personas que pueden resistirse a un plato que es tan sencillo de preparar que no requiere elaboración ninguna.

La mayor parte de la gente para tomarlo lo que hace es cortar una rodaja de melón y le coloca encima una loncha de jamón serrano. ¡Ya está listo para meter en la boca! Aunque el resultado sea igualmente delicioso, lo cierto es que a simple vista puede parecer un tanto tosco y sin gracia ninguna.

El melón con jamón es uno de los platos típicos del verano en EspañaEl melón con jamón es uno de los platos típicos del verano en España

En esto de la cocina ya sabemos que a veces comemos con los ojos así que no está de más intentar hacer más atractivos los platos que vamos a tomar, ya sea para consumo propio o porque tenemos invitados en casa. En este caso os encantará la propuesta que os traemos hoy: carpaccio de melón con jamón.

La presentación es más cuidada y, además, resulta más cómodo de tomar, puesto que no hay que cogerlo con las manos ni preocuparse por las pepitas que se pudieran encontrar. La elaboración no lleva pareja ninguna complicación, es de lo más sencilla. Y se elabora en apenas unos minutos.

Lo primero que necesitamos es un cuchillo bien afilado o, en caso de tenerla, una máquina de cortar embutido o una mandolina, con las que las láminas serán muy finas e uniformes. Habremos de pelar el melón, quitarle las semillas y empezar a sacar las pequeñas láminas de carpaccio. Han de ser finas, pero has de tener cuidado de que no lo sean tanto como para que se rompan en cuanto las cojas con los dedos.

Se colocan en el fondo de un plato de la forma que uno quiera, ya puede ser cubriendo la superficie por completo o creando pequeñas islas que pueden comerse con las manos de un solo bocado, a modo de canapé. También hay que cortar el jamón en trozos pequeños y colocarlos sobre del carpaccio de manera uniforme o intercalandolo con esas láminas de fruta. 

El carpaccio de melón con jamón puede transformarse en una ensaladaEl carpaccio de melón con jamón puede transformarse en una ensalada

Otra opción es no poner el jamón en crudo, sino crujiente, de modo que se note en la boca ese contraste de texturas al comerlo. Para ello basta poner en una bandeja papel de horno y encima las lonjas de jamón. Habiendo precalentado el horno a 180º hornea durante unos 10 minutos. Vigila por si se hacen en menos tiempo o quizás requieran un par de minutos más. Cuando estén listas rómpelas con las manos en pequeños trozos que colocarás por encima del melón.

Por último, basta con rociar con aceite de oliva. Si te ha sobrado melón puedes hacer pequeñas bolitas para decorar el plato.

Consejos de preparación

Para darle un toque especial se puede optar por aceites con sabor, algo que se consigue majándolo con especias o hierbas. También se pueden añadir otras frutas al plato como fresas, que encajan con los sabores del melón y el jamón. 

El carpaccio de melón con jamón puede transformarse rápidamente en una ensalada. Basta con incorporar lechuga, quizás unas nueces, y una vinagreta para transformar el plato o darle una salida a los restos que pudieran quedar para el día siguiente.

Una opción más arriesgada, si no tienes melón, es cambiarlo por piña. La combinación de la fruta tropical con el jamón es menos conocida pero sigue estando riquísima y seguro que sorprende, porque si lo laminas para carpaccio puede llegar a tener una apariencia que se parece a la del melón. La gente sólo se dará cuenta una vez lo haya empezado a masticar.

Te puede interesar

Comentarios