Menú
Bagel de salmón ahumado
10 min. | Baja

Bagel de salmón ahumado

El bagel es una elaboración parecida al pan hecha con harina de trigo que tiene forma de donut. Este divertida elaboración directa al plato es un almuerzo o incluso cena ligera y deliciosa.

Receta archivada en: Sandwich, Pescados, Quesos , Comida para niños, Directo al plato, Norteamericana, Aperitivos

Ingredientes para Menos 2 Más personas

Receta paso a paso

1 Precalentaremos el horno a 180º. Cuando esté caliente colocaremos los bagels con el fin de calentarlos sin quemarlos.

2 Los abrimos y untaremos ambas mitades con queso crema. Añadiremos el salmón ahumado laminado y pondremos un poco de alcaparras por encima antes de cerrarlo.

Bagel de salmón ahumadoSe pueden comprar en los supermercados ya horneados o para que tú los hagas.

3 Deja volar tu imaginación y explora otros sabores añadiendo a este rico bagel otros alimentos como aguacate, huevo, lechuga... 

Receta completa

Los bagels son una elaboración norteamericana muy típica para comer durante el desayuno pero que en los últimos años se ha fomentado su consumo a cualquier hora del día, tanto en el brunch como para cenar. Este sándwich con forma de rosquilla es una elaboración muy rápida y sencilla. 

Lo primero que haremos será precalentar el horno para que así el bagel esté mucho más crujiente y caliente sin llegar a quemarse. Lo dejaremos durante unos 5 minutos, procurando que no se quemen. Una vez fuera del horno, los cortaremos por la mitad y untaremos con queso crema la parte interior para que el pan se quede impregnado del delicioso sabor del queso. 

Bagel de salmón ahumado¡El aguacate es un alimento que, junto al salmón, crea una mezcla exquisita

Iremos colocando el salmón ahumado al gusto por dentro del bagle y, para darle un gusto más salado a la elaboración, añadiremos unas pocas alcaparras. Pero que esta receta no frene tus límites ya que los bagels, al igual que los sandwiches, pueden estar rellenos de lo que más te guste. Prueba a añadirle a este bagel de salmón ahumado láminas de huevo duro, aguacate o lechuga. O incluso una salsa de miel y mostaza. ¡Toda una delicia!

Consejos de preparación

- Es recomendable que se consuman calientes más que frios. 

Te puede interesar

Comentarios