Menú
45min | Baja

Alcachofas rellenas

Si te gustan las alcachofas es probable que te gusten aún más si aprendes a hacerlas rellenas.

Receta archivada en: Verduras y hortalizas, Carnes, Directo al plato, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 12 alcachofas
  • 6 champiñones frescos
  • 1 cebolla mediana
  • 1 puerro
  • 80 gramos de jamón serrano
  • 1 vaso de vino blanco
  • Queso rallado (opcional)
  • 2 huevos cocidos
  • Aceite de oliva
  • Perejil
  • Ajo
  • Pimienta
  • Sal
  • 500 mililitros de leche entera (opcional)
  • 50 gramos de mantequilla (opcional)
  • 1 cucharada de harina (opcional)

Receta completa

La alcachofa es una hortaliza que aporta numerosos beneficios a nuestro organismo. Contienen vitaminas, minerales y gran cantidad de antioxidantes. Pero además de ser muy recomendables para nuestra salud tienen un gran sabor y pueden cocinarse de maneras diferentes. Fritas, cocidas, con arroces o carnes, la forma en la que decidimos cocinar las alcachofas se atañe a nuestra imaginación. 

La alcachofa es una hortaliza que aporta numerosos beneficios a nuestro organismoLa alcachofa es una hortaliza que aporta numerosos beneficios a nuestro organismo

Asimismo son ideales para rellenarlas con diferentes productos. Desde platos vegetales hasta combinadas con marisco, dentro de unos límites, puedes rellenar esta hortaliza con lo que más desees. Pero aquí os vamos a dejar una de estas formas de hacer alcachofas rellenas. Esta es alcachofas rellenas con champiñones y jamón serrano. 
Para empezar lo primero que hay que hacer es elegir correctamente las alcachofas que vamos a comprar. Las mejores son aquellas que tienen las hojas juntas y apretadas. Además es más conveniente comprar aquellas que tienen tallo, con estos consejos evitaras comprar alcachofas que después te queden duras. 
Después llega el paso de pelar las alcachofas. Lo primero que hay que hacer es retirar el tallo. Puedes hacerlo con la ayuda de un cuchillo aunque la forma más recomendable de hacerlo es con la mano ya que así sacas también las fibras que este contiene. Un truco es colocar la hortaliza encima de una mesa dejando el tallo fuera y apretar con la mano hacia abajo
Mientras estás pelando las alcachofas pon una olla en el fuego con abundante agua y con algo de sal. Ahí es donde vamos a cocinarlas. A continuación ve extrayendo las hojas exteriores hasta que veamos las de dentro que son de color más amarillento. Una vez que consideres que ya te quedan tan solo las hojas tiernas, corta la parte superior de estas para que queden de igual altura y uniformes. 
Si queremos hacer alcachofas rellenas tendremos que hacer también un hueco en su interior. Si quieres puedes guardar este interior para unirlo con el resto del relleno. Una vez que estén listas mételas en el agua (que debe estar hirviendo) y cocerlas hasta que estén tiernas. Normalmente son de 15 a 30 minutos. Después sacarlas con cuidado para que no se estropeen y ponerlas a escurrir.  
Mientras se cuecen las alcachofas aprovechamos para hacer el relleno. Para esto comenzamos cortando la cebolla y el puerro en pequeños cuadraditos y los ponemos en una sartén con un poco de aceite. Cuando veamos que están dorados y blandos los apartamos. Cortamos de la misma manera los champiñones y colocamos en la misma sartén con un poco de perejil, ajo, pimienta y sal. Cuando ya se hayan hecho añadimos el medio vaso de vino blanco hasta que se evapore. Cuando esto ocurra añadimos la cebolla y el puerro que teníamos apartados. 
Tras esto añadimos las tiras de jamón. Este ingrediente será clave ya que le dará un poco más de sabor. También debes hacerlas en la sartén y añadírselas al relleno. Igualmente podemos poner un poco de queso si lo deseas al igual que dos huevos cocidos. Cuando tengamos el relleno a nuestro gusto debemos rellenar las alcachofas apretando bien el relleno para que no se deshaga. 
Una vez realicemos este paso podemos cubrirlas con bechamel aunque hay recetas que no la utilizan. Si quieres hacerlo más sencillo puedes comprar la bechamel ya hecha sin embargo te dejamos aquí la forma de hacer unos 300 ml de bechamel que podrás guardar para otras recetas si te sobra. Pon 500 ml de leche entera a calentar en un cazo. Sin dejar que hierva deja que se caliente y cuando lo esté apártala del fuego. En otro cazo por 50 gramos de mantequilla y cuando se derrita añade 1 cucharada grande de harina. Cuando esté junto añade la leche que teníamos reservada. Mezcla con cuidado y con constancia con unas varillas hasta que se quede de la textura que deseamos (normalmente está lista cuando levantamos las varillas y vemos un hilo continuo). Una vez lista añade sal y pimienta al gusto. 

Si quieres hacerlo más sencillo puedes comprar la bechamel ya hechaSi quieres hacerlo más sencillo puedes comprar la bechamel ya hecha

Cuando tengamos las alcachofas rellenas y con la bechamel podemos poner un poco que queso en la superficie y gratinar. Tras unos minutos ya tendrás un plato delicioso y nutritivo.

Consejos de preparación

Seguro que encuentras en esta recetas un plato perfecto para poner en tus reuniones o para consumir en casa. Es de una preparación media pero muy completa tanto por su valor nutritivo como por su aspecto. Ahora solo te queda comprar los ingredientes, que además no son demasiado caros, y ponerte a cocinar.

Te puede interesar

Comentarios