Menú
Cuáles son los platos típicos en Semana Santa

Cuáles son los platos típicos en Semana Santa

Todas las recetas de Semana Santa tienen en común que detrás de ellas se encuentra un motivo religioso. Descubre algunas de estas recetas para disfrutar en familia.

La Semana Santa es para la mayoría sinónimo de vacaciones, unos días libres en que aprovechar para viajar a algún destino cercano o para, simplemente, descansar. Pero también es un momento en que podemos darnos a un gran placer: el de comer. La Semana Santa dio lugar a numerosas recetas propias años atrás y de las que hoy en día disfrutamos en casa o dando cuenta en alguna de las jornadas gastronómicas que se celebran.

En cada lugar son diferentes las tradiciones culinarias, lo que nos permite hacer un viaje gastronómico por diversos lugares. Todas las recetas de Semana Santa tienen en común que detrás de ellas se encuentra un motivo religioso. Los católicos no pueden comer carne durante estos días, ni en los viernes de Cuaresma, por lo que había que ingeniárselas para conseguir el aporte de energía necesario sin recurrir a la carne.

Los pescados y los postres son los más habituales en Semana Santa, por este motivo. Y de ahí que hayan llegado a nuestros días platos tales como potajes de vigilia, el bacalao en diversas versiones o las míticas torrijas.

Los garbanzos también son un clásico de Semana SantaLos garbanzos también son un clásico de Semana Santa

Bacalao, garbanzos y arroz

El bacalao es, sin lugar a dudas, el producto estrella de la Semana Santa. La razón no es otra que su modo de conservación -en salazón, que permitía llegar a cualquier punto de España sin problema y en mejores condiciones que otros tipos de pescado. De ahí que en comunidades del interior, como Castilla y León, sea muy habitual en recetas de diversos tipos, desde elaboraciones propias a platos de cuchara en que se introduce este pescado.

Los garbanzos también son un clásico de Semana Santa, tanto que protagonizan el llamado potaje de vigilia. Se trata de un cocido en que se elimina por completo la carne y se sustituye por espinacas y/o bacalao. Es una versión del cocido madrileño permitida por la cristiandad en estos días.

En Valencia el arroz es un alimento básico y no renuncian a ella durante los días de Semana Santa. Existe un plato conocido como arroz de ayuno, que básicamente consiste en una preparación a la que no se le echa carne. Se sustituye por vegetales tales como cebolla y tomate y huevos duros y judías pintas, así como patatas.

Cocina de aprovechamiento

La cocina de aprovechamiento ha dado lugar a alguno de los platos más deliciosos de la gastronomía española, y no iba a ser menos en Semana Santa. Son días de recogimiento, de acudir a misa y a procesiones, así que tampoco es considerado un momento de alardear ni mucho menos dejar lo que se tiene por la cocina. Las patatas a la importancia o viudas, propias de Castilla y León, son un ejemplo de estos platos de aprovechamiento. Son patatas guisadas a fuego lento con pimiento y cebolla. Suelen prepararse con antelación, para que espesen y pueda tomarse en cualquier momento.

Lo mismo ocurre con las sopas de ajo, que se consumen durante todo el año en el interior de España, pero que en Semana Santa cobran mayor protagonismo al ser un revulsivo frente al frío pasado en una vigilia o en una procesión nocturna. Se elaboran con ajo y pan, por lo que resultan una forma de aprovechar lo que hay en casa y muy baratas.

Los postres

Si la gastronomía de Semana Santa cuenta con platos de cuchara contundentes qué decir de sus postres. El azúcar es un aporte importante de energía y en este caso se trata de recetas baratas y que se pueden preparar con varios días de antelación.

Las torrijas son conocidas en todo el país, apenas necesitan pan duro del día anterior, leche, huevo batido y azúcar. Y son uno de los dulces más deliciosos que pocos pueden evitar en Semana Santa.

En Andalucía son típicos en estas fechas -y también de Navidad- los pestiños, una masa de harina que se fríe y se acompaña de miel. Y en Mallorca disfrutan de los crespells, que son similares a galletas.

Y diferentes, pero propias de Semana Santa, son las monas de Pascua de Cataluña, esas creaciones artísticas a base de chocolate que hacen las delicias de los niños justo cuando llega a su fin la Semana Santa y, con ellas, las restricciones alimenticias.

Las torrijas son conocidas en todo el paísLas torrijas son conocidas en todo el país

Recetas de Latino América

La Semana Santa se celebra con mayor o menor fervor en numerosos países del mundo, especialmente en los de Latino América y allí también tienen recetas especiales. Las empanadas son alguna de las más habituales, especialmente en Argentina y Chile. Lo habitual es que esta receta incluya carne, por lo que para convertirlas en empanada de vigilia se sustituye por atún, bacalao o cazón, por marisco o verduras, incluso por fruta.

En Ecuador lo habitual en estas fechas es tomar fanesca. Se trata de una sopa a base de bacalao y verduras, que se acompaña de puré de patata y dulce de higos. En ocasiones se incorpora un bollo de maíz envuelto en hojas de choclo, con lo que se tiene un plato único muy potente.

Cocina en los países del este

En los países del este existe una gran tradición cristiana, por lo que en Semana Santa también tienen que alterar sus recetas. Un de las más habituales es la babka, un pastel que se sirve el domingo de Resurrección. En Polonia se toma una sopa especial con huevos cocidos y el conocido como cordero pascual, una vez que se da por terminada la prohibición de comer carne.

Te puede interesar

Comentarios