Menú
Cómo hacer mermelada de tomate

Cómo hacer mermelada de tomate

Si tienes tomates de sobra y no sabes qué hacer con ellos, una de las formas para darle más vida a todos esos ingredientes es haciendo mermelada con ellos. Descubre cómo hacer mermelada de tomate en BekiaCocina.

Una forma de aprovechar los alimentos es convertirlos en conserva. En este caso, serán los tomates nuestro ingrediente principal para aprender a hacer una mermelada casera. Es una elaboración no muy difícil de hacer y que, si nos apetece hacer algo con esos tomates que están apunto de estropearse en nuestro frigorífico, puede ser una decisión de la que no te arrepentirás.

Cómo hacer mermelada de tomateLos tomates, cuanto más maduros, serán mejores para hacer mermelada

Lo más importante es el tiempo de conservación y de consumo que tiene este tipo de elaboración. La cantidad de mermelada que podemos obtener a través de esa receta servirá para llenar un tarro pequeño que tendremos que consumir preferiblemente antes de una semana. Exceder ese tiempo sin haberla conservado al vacío tras tenerla al baño maría puede ser muy perjudicial para tu salud y la de los tuyos.

Tras estos consejos iniciales, procederemos a preparar los tomates para hacer una exquisita mermelada. Para ellos tendremos que tener las siguientes cantidades para poder rellenar un tarro no muy grande de mermelada:

1 kilo de tomate

250 gramos de azúcar

1 limón (opcional)

Preparación

Nos desprenderemos de la piel de todos los tomates y de su parte central. Hay personas a las que le gusta que la mermelada tenga pepitas y otros a los que no, por lo que tendréis que decidir si las conserváis o no. El equivalente a un kilo de tomates enteros se convierte en aproximadamente medio kilo de tomates pelados y sin pepitas, por lo que es importante asegurarnos de que tengamos en total ese medio kilo de tomates para hacer la mermelada con la cantidad de azúcar indicada.

Una vez pelados los cortaremos en trozos pequeños con un cuchillo, sin destruirlos del todo. Una vez los tengamos, los mezclaremos con el azúcar en un recipiente, dejando que el azúcar se disuelva en el agua que suelte el tomate durante aproximadamente media hora. En ese tiempo de espera pondremos una olla con agua al fuego, con una malla indicada para poner ahí el tarro que utilizaremos para poner la mermelada con el fin de esterilizarlo. Lo tendremos durante 25 minutos aproximadamente en el agua hasta que tengamos que sacarlo para secarlo y reservarlo.

Pasada la media hora, en una cazuela alta añadiremos el tomate con el azúcar para cocinarlo. Si queremos, podemos añadir el jugo de un limón para darle un toque diferente de sabor a nuestra mermelada. Cocinaremos a fuego medio durante unos 10 minutos, retirando la espuma que se pudiera formar con una espumadera. Subiremos durante 5 minutos el fuego, removiendo constantemente con cuidado de que no nos salte y nos queme el contenido.

Cómo hacer mermelada de tomateEs muy importante esterilizar el tarro donde pondremos la mermelada

Finalmente cocinaremos a fuego bajo durante aproximadamente 20 minutos, removiendo de tanto en tanto para evitar que se pegue y asegurándonos que, aunque necesitemos que se reduzca la mermelada, no se quede del todo seca, ya que se quedaría bastante dura en el momento que se enfríe. Transcurrido ese tiempo, apartaremos la cazuela del fuego y dejaremos que se enfríe durante un rato ahí antes de colocarla en el tarro que previamente hemos esterilizado. ¡Ya tendremos nuestra mermelada de tomate lista! ¿Te apetece usarla para acompañar estos deliciosos fingers de mozzarella?

Consejos para hacer la mermelada

- Es muy importante consumir la mermelada en menos de una semana ya que esta elaboración no estaría preparada para que se conserve durante mucho tiempo.

- De querer hacer mermelada que dure mucho tiempo, tendremos que dejar el tarro con la mermelada al baño maría durante unos 20 minutos para que pueda conservarse durante unos meses.

- Podremos seguir estas indicaciones para hacer cualquier tipo de mermelada.

Te puede interesar

Comentarios